Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía planea crear "zonas seguras" para proteger a los civiles que huyen de los combates en Siria

El Gobierno de Turquía está planeando crear "zonas seguras" en territorio turco, cerca de la frontera entre ambos países, para proteger a los civiles que huyen de los combates entre fuerzas de seguridad y rebeldes armados en el país, según han informado fuentes diplomáticas al diario turco 'Today's Zaman'.
Más de 4.000 personas que han huido de la violencia en Siria han logrado entrar en Turquía en los últimos tres días con lo que ascienden a 59.710 la cantidad de refugiados sirios en la nación vecina, han revelado este mismo lunes las autoridades turcas. El conflicto en Siria ha creado una crisis de refugiados en Turquía y otros países vecinos donde miles de personas han huido en los últimos meses, mientras los enfrentamientos continúan.
El establecimiento de "zonas seguras" es uno de los asuntos más debatidos por parte del Ejecutivo turco, que está considerando el establecimiento de estas zonas tal y como hizo en 1991 para contener la huida masiva de ciudadanos iraquíes a través del Kurdistán durante la Guerra del Golfo.
"En caso de que el número de refugiados se incremente, Turquía crearía una zona similar a la creada en Irak", ha dicho una de las fuentes. Asimismo, ha subrayado que Ankara ya ha empezado a prepararse para implementar esta decisión. "Turquía no enviará al Ejército para crear la zona, sino que la crearía cerca de la frontera siria", ha especificado.
El objetivo de estas zonas sería establecer un área en la que los civiles que cruzan la frontera puedan ser acomodados sin quedar expuestos a riesgos de seguridad. En los últimos meses se han registrado varios ataques por parte de las fuerzas sirias contra las personas que cruzan la frontera con Turquía, a las que acusan de formar parte de grupos terroristas que cuentan con el apoyo de Ankara y que entran en el país para ejecutar ataques contra las fuerzas de seguridad.
El sábado, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo durante su visita a Turquía que ambos países están contemplando todas las medidas posibles para ayudar a los rebeldes en sus combates contra las fuerzas del presidente, Bashar al Assad, incluyendo la posibilidad de imponer zonas de exclusión aéreas.
Sin embargo, matizó que no tiene que haber ninguna decisión inminente al respecto. "Una cosa es hablar de las distintas acciones potenciales, pero no puedes adoptar decisiones razonadas sin realizar un análisis intenso y una planificación operacional", añadió.