Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía entregó 180 'yihadistas' a cambio de la liberación de los secuestrados en su consulado en Mosul

Alrededor de 180 'yihadistas' fueron entregados por el Gobierno turco al grupo extremista suní Estado Islámico en el marco de un acuerdo para lograr la liberación de los 49 capturados en julio en el consulado turco en la localidad iraquí de Mosul.
En base a las informaciones publicadas este lunes por el diario británico 'The Times', entre los liberados hay dos ciudadanos británicos, identificados como Shabazz Suleman, de 18 años de edad, y Hisham Folkard, de 26 años. Junto a ellos hay tres ciudadanos franceses, dos suecos, dos macedonios, un suizo y un belga.
Tras la liberación, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que se había tratado de una "operación encubierta" de la Organización Nacional de Inteligencia Turca (MIT), los servicios secretos del país.
"La MIT ha seguido la situación con mucha cautela y paciencia desde el principio y, en consecuencia, ha realizado una operación de rescate exitosa", agregó.
Los rehenes, entre los que estaba el cónsul general de Turquía en Mosul, varios miembros de las fuerzas especiales e incluso niños, fueron trasladados el 20 de septiembre hasta la provincia turca de Sanliurfa (sureste), en la frontera con Siria.
En total los secuestrados eran 46 turcos y tres trabajadores no turcos del consulado de Mosul, apresados el pasado 11 de junio por los milicianos de Estado Islámico que asaltaron la ciudad.
Tras el secuestro, el Gobierno impuso el silencio a los medios de comunicación argumentando que esta con la difusión de informaciones se ponía en peligro las vidas de los rehenes.
Los medios turcos han informado de que no hubo ningún enfrentamiento con milicianos del grupo extremista, que tampoco se pagó rescate a cambio de esta liberación y que la operación se realizó sin la ayuda de ningún servicio secreto extranjero.