Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tusk celebra que haya "terminado" el flujo de inmigrantes por la ruta de los Balcanes

Bruselas dice que "por ahora" no se ha desviado el flujo a Albania u otros países pero "están "preparados" para esta posibilidad
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha celebrado que haya "terminado" el flujo de inmigrantes por la ruta de los Balcanes después de que Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia hayan anunciado que han cerrado el paso a los inmigrantes irregulares.
"Los flujos de inmigrantes irregulares a lo largo de la ruta de los Balcanes occidentales ha terminado. Ya no es una cuestión de acciones unilaterales sino de decisiones comunes de los 28 de la UE", ha asegurado el dirigente europeo a través de su cuenta de Twitter.
Y ha "agradecido" en este sentido a los países de los Balcanes "por cumplir parte de la estrategia completa de la UE para hacer frente a la crisis de la inmigración".
Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE anunciaron el lunes su intención de cerrar la ruta de los Balcanes y de poner fin a la política de "dejar pasar" a los inmigrantes al siguiente país en su camino hacia el norte de Europa.
El comisario de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos, ha admitido la "probabilidad" de que los inmigrantes buscan rutas alternativas de entrada por otros países de la zona pero ha dejado claro que "todos los países de la región están preparados, incluso para esta probabilidad".
"Estamos vigilando la situación en la zona. Siempre hay una posibilidad de que estos flujos se desvíen por otras direcciones si la ruta de los Balcanes está cerrada", ha admitido en una breve rueda de prensa.
"Por ahora no es el caso, pero todos los países en la región están bien preparados incluso para esta probabilidad", ha dicho, insistiendo en que "por ahora no hay ninguna señal de que los flujos migratorios se hayan desviado ni hacia Albania ni a otros países en la región", si bien ha saludado" el "diálogo" entre Grecia, Albania e Italia para impedir esta posibilidad.
Unas 35.000 personas siguen bloqueadas en Grecia, según admitió este martes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, en la Eurocámara en Estrasburgo, donde mostró su "profunda preocupación" por el acuerdo de la UE con Ankara para deportar a los inmigrantes, incluidos los refugiados sirios, de Grecia a Turquía.
En el caso de otros puntos, en la ruta de los Balcanes, unos 1.000 inmigrantes siguen varados en un campamento para refugiados del lado macedonio de la frontera con Serbia, mientras que otros 400 más están atrapados en 'tierra de nadie' entre Serbia y Macedonia. Estos se niegan a regresar a Macedonia y no se les permite cruzar a Serbia.