Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE apoya reunión en Córdoba de la oposición y sociedad civil para preparar la transición a Ginebra II

Aclara que la cita no busca determinar ni influir en la delegación de la oposición que participará en Ginebra II
La Unión Europea ha manifestado su apoyo a la reunión que acogerá Córdoba este jueves y viernes de representantes de grupos de la oposición al régimen sirio de Bashar al Assad y de la sociedad civil con el objetivo de analizar y preparar la transición en el país aunque ha aclarado que la cita en la ciudad andaluza no busca "determinar ni influir en la delegación de la oposición siria" que participará en la conferencia de paz Ginebra II.
"La UE apoya la reunión de Córdoba" que tiene por objetivo "ofrecer a los representantes de la oposición moderada la oportunidad de discutir y preparar a los actores políticos y miembros de la sociedad civil para el proceso de transición complejo, que se espera inicie la conferencia de Ginebra II", ha explicado a Europa Press Michael Mann, portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton.
"La reunión no tiene por objetivo determinar o influir en la delegación de la oposición siria que participará en Ginebra II, bajo el liderazgo aceptado de la Coalición Nacional de Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS)" que ha retrasado hasta la semana que viene confirmar su participación en la conferencia de paz internacional prevista el 22 de enero en Ginebra, ha precisado.
El portavoz ha recalcado que "la UE apoya las reuniones de la sociedad civil siria y representantes de la oposición que podrían formar parte de las nuevas fuerzas políticas que necesitará Siria tras la guerra para lograr una transición política real" y ha subrayado que la cita en Córdoba tiene por objetivo ser "inclusiva" y "estrictamente un diálogo entre sirios".
En total, unas 150 personas participarán en el encuentro en Córdoba de una docena de grupos en Siria y personalidades individuales, integrantes de la oposición moderada al régimen de Damasco, pero también intelectuales y líderes religiosos y sociales, además del ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, cuyo departamento ha promovido el encuentro a través de la Casa Árabe junto con la Universidad de Córdoba. Madrid ya acogió un encuentro de la oposición siria en mayo pasado.
El director general de Casa Árabe, Eduardo López Busquets, ha explicado que la cita en Córdoba se articulará en "dos reuniones diferentes", la principal en el Parador Nacional de la Arruzafa, protagonizada exclusivamente por los representantes de la oposición siria, con el objetivo de que puedan dialogar entre ellos y buscar puntos de consenso de cara a incrementar su cohesión frente a los retos que supone la situación actual en su país a la luz del aumento de los combates entre grupos de la oposición más moderados y fuerzas yihadistas sobre el terreno.
La otra reunión será en la que tome parte García-Margallo, en la sede de Casa Árabe en Córdoba, donde intervendrá ante los representantes de la oposición siria sobre la transición española.
Con este programa se persigue, según ha destacado López Busquets, "construir un espacio para facilitar los contactos" entre los distintos grupos que componen la oposición siria, que "está muy fraccionada", con la idea de "contribuir a reducir ese fraccionamiento", en pos de un futuro que lleve la paz y la democracia a Siria, un país que, hoy por hoy, "se está desangrando" y, según el director de Casa Árabe, quienes acuden a la reunión de Córdoba están de acuerdo en que "o se estabiliza al país o se le abre la puerta a Al-Qaeda".
Se espera que en la conferencia de paz de Ginebra II prevista para el 22 de enero representantes del régimen sirio y de la oposición puedan acordar un Gobierno de transición pactado por ambas partes que ponga fin al conflicto desde marzo de 2011 y que se ha cobrado la vida de más de 100.000 personas.
El principal escollo de cara a Ginebra II sigue siendo el rechazo de la oposición a que el presidente, Bashar al Assad, ejerza un papel en el nuevo escenario en Siria.