Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y Turquía explorarán más intercambio de Inteligencia y cooperar en deportación de terroristas

La Unión Europea y Turquía han acordado este miércoles "explorar vías" para reforzar la cooperación en el intercambio de información y la cooperación policial y judicial para contrarrestar a los combatientes extranjeros y en relación a la deportación de ciudadanos relacionados con el terrorismo, en el marco de la ronda del Diálogo Antiterrorista celebrada en Bruselas.
Turquía viene exigiendo desde hace meses un mayor intercambio en inteligencia sobre los combatientes extranjeros, muchos de los cuáles son ciudadanos europeos que tratan de llegar a Siria e Irak a través de Turquía.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reveló recientemente que Bélgica liberó a uno de los kamikazes de los atentados de Bruselas que se inmoló en el aeropuerto, Ibrahim El Bakraoui, después de que fuera detenido en junio de 2015 en Gaziantep en el sureste del país, cerca de la frontera con Siria. El presunto combatiente extranjero fue deportado a Países Bajos, según excusó el Gobierno belga.
"Ambas partes han acordado explorar vías para reforzar la colaboración en el intercambio de información, la cooperación policial y judicial, incluido la cooperación en el ámbito del terrorismo en relación con las deportaciones y la financiación del terrorismo", según ha explicado el Servicio Europeo de Acción Exterior que dirige Federica Mogherini en un comunicado tras las negociaciones.
La UE ha respaldado de hecho el despliegue de un oficial de enlace de Turquía a Europol y han acordado la posibilidad de extender la cooperación en la lucha antiterrorista --en formación y el intercambio de mejores prácticas y personal-- siguiendo el modelo de cooperación ya establecido entre ambas partes en el marco de las agencias Europol y CEPOL.
La UE y Turquía han reconocido en la importancia de trabajar juntos "como socios clave y aliados estratégicos" para contrarrestar la amenaza terrorista "directa" para ambas partes ---tal y como reflejan los últimos atentados en París, Bruselas y Turquía, que han condenado "con firmeza" ambas partes-- pero respetando el Derecho Internacional, especialmente el Derecho Humanitario Internacional y las normas internacionales que asisten a los refugiados.
Ambas partes han acordado asimismo reforzar su cooperación "para prevenir la radicalización y el reclutamiento y para atajar las causas en la raíz de estos problemas" y han reiterado su compromiso de "aumentar de forma urgente los esfuerzos para atajar la amenaza que plantea Daesh y para frenar el flujo de combatientes extranjeros" y han acordado trabajar juntos en apoyo a los esfuerzos internacionales para cortar la financiación a los grupos terroristas. También se han comprometido a trabajar para contrarrestar la amenaza terrorista "seria" que representa el PKK para Turquía.