Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE teme una crisis humanitaria en la ruta de los Balcanes y reclama a los gobiernos planes de contingencia

La Comisión Europea y la presidencia de turno de la UE que ocupa Países Bajos este semestre han alertado este martes del riesgo de una "crisis humanitaria" en la ruta de los Balcanes --camino que siguen los refugiados desde Grecia en su huida hacia Alemania--, por lo que han reclamado a los gobiernos de estos países que preparen planes de "contingencia" para atender las necesidades de los inmigrantes.
"Entendemos la presión que afrontan los países afectados, pero nos preocupa la situación a lo largo de la ruta de los Balcanes y la crisis humanitaria que podría desencadenarse en algunos países, en especial en Grecia", han declarado en un comunicado conjunto el comisario de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos, y el ministro de Interior holandés, Klaas Dijkhoff.
Ante esta situación, ambos reclaman a los países y actores en la región que preparen "los planes de contingencia necesarios" para afrontar las necesidades humanitarias de los inmigrantes, incluidos "los medios para recibirlos".
El Ejecutivo comunitario recuerda, además, que está coordinando un plan común de contingencia para ofrecer apoyo en caso de crisis humanitaria tanto a los países de la UE como a los que no integran el bloque, pero son países de tránsito en la ruta de los Balcanes.
En cualquier caso, Avramopoulos y Dijkhoff piden a los Estados miembros que actúen con un "espíritu común de solidaridad y responsabilidad", en especial en momentos en los que se hace necesario mostrar "unidad" y ofrecer "soluciones comunes".
"La Comisión y la presidencia de la UE están trabajando duro para ello y la UE en su conjunto está dispuesta a dar asistencia", han añadido.
Además, arremeten contra el planteamiento del "dejar pasar" de algunos países y reclaman que se ponga fin a esta actitud, al tiempo que recuerdan a todos los países afectados por la presión migratoria que "tienen una responsabilidad y una obligación" con respecto a las normas europeas.
Los gobiernos, añaden, deberían tener en cuenta el impacto de sus medidas unilaterales en los países vecinos.