Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE debe destinar al menos 3.500 millones al futuro programa de investigación en defensa, según expertos

La Unión Europea deberá destinar al menos 3.500 millones de euros del presupuesto comunitario, entre 2021 y 2027, a un eventual futuro programa europeo en investigación en defensa (EDRP, por sus siglas en inglés), según recoge el informe del grupo de personalidades que asesora al Ejecutivo comunitario en la materia, entre ellos el consejero delegado de Indra, Fernando Abril Martorell.
"El EDRP necesitará un presupuesto total de al menos 3.500 millones de euros para el periodo 2021-27 a fin de que ser creíble y tener una diferencia sustancial", asegura el grupo en su informe publicado este martes.
Los expertos aseguran que "la Unión Europea es el único actor que tiene los recursos potenciales" para establecer tal programa europeo en investigación y tecnología "completo" a través del presupuesto multianual europeo y que la Agencia Europea de Defensa "es el único órgano de la UE con un mandato para definir las prioridades en capacidades de defensa e investigación colectivas y apoyar la cooperación en defensa y, por ello, es el vehículo más lógico y apropiado para identificar y revisar las prioridades en este ámbito".
"Europa debe evaluar continuamente sus capacidades industriales de defensa claves, algo que también significa actuar antes de que sea demasiado tarde o sea tan prohibitivamente costoso salvar o desarrollarlas", ha avisado el grupo de 16 expertos y personalidades en su informe, entre los que figuran el exprimer ministro sueco Carl Bildt y la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y los consejeros delegados de Airbus, Tom Enders, Saab, Hakan Buskhe, BAE Systems, Ian King, MBDA, Antoine Bouvier, y de Finmeccanica, Mauro Moretti.
Los expertos dejan claro que ello requerirá "una evaluación objetiva" para determinar qué capacidades deben mantenerse, reconstruirse o desarrollarse en Europa "a fin de garantizar un nivel de autonomía estratégica, libertad de acción y seguridad de suministro adecuados" e insisten en su informe en que el nuevo contexto subraya la necesidad de que "los europeos se tomen más en serio su defensa" y evitar que los países europeos dependan "fuertemente" de apoyo directo de aliados externos para garantizar su seguridad.
"Consiguientemente, hay necesidad de mantener una base industrial y tecnológica de defensa viable doméstica o europea y un sistema de transferencias (de equipos) intraeuropeo que funciona bien", han recalcado, avisando que la cooperación conjunta es la única vía "eficaz" de lograrlo dado que "ningún país europeo puede permitirse mantener todo el espectro de la base industrial y las capacidades militares correspondientes por sí mismo".
Dado que la investigación y tecnología en defensa forma "la base para una capacidad de defensa creíbles y eficaz" y teniendo en cuenta que hasta ahora la investigación en defensa "ha sido un asunto principalmente nacional, motivado por las consideraciones de mantener tantas capacidades nacionales como sea posible", así como el hecho de que los presupuestos han caído "significativamente" por la crisis y que los incentivos para que los países de la UE cooperen o no existen o son "inadecuados", los expertos consideran que un programa europeo de investigación en defensa puede "alentar la cooperación como un objetivo y medio para lograr objetivos estratégicos comunes".
Los expertos han reclamado además que los fondos que se destinarán --entre 75 y 100 millones de euros para tres años-- para la acción preparatoria, cuyo objetivo es poner la prueba la posibilidad de contar en un futuro con un programa de investigación en defensa europeo completo estén disponibles de forma plena desde el principio "dado el largo plazo para los proyectos industriales en defensa".