Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE expresa "preocupación" por la decisión de Kenia de cerrar el campamento de refugiados de Dadaab

La Unión Europea ha manifestado "preocupación" por la decisión del Gobierno de Kenia de cerrar el campamento de refugiados de Dadaab, en el que viven unos 300.000 somalíes, así como su Departamento de Asuntos sobre Refugiados y ha pedido que dialogue con Somalia y ACNUR sobre los desafíos que plantea su decisión y trabaje para crear las condiciones que permitan la vuelta de los somalíes de forma "segura, voluntaria y digna".
"La Unión Europea sigue comprometida a trabajar con los Gobiernos de Kenia, Somalia y las organizaciones regionales y la comunidad internacional más amplia para ayudar a encontrar soluciones a la situación enquistada de los refugiados", han asegurado en un comunicado conjunto los portavoces de la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, y el comisario de Ampliación, Johannes Hahn.
"La Unión Europea valora la larga tradición de Kenia de acoger a cientos de miles de refugiados, de dar protección a aquellos que huyen de la persecución, los conflictos y otras formas de inseguridad vital", han explicado.
La UE ha subrayado la importancia de que el Gobierno keniano "mantenga su liderazgo global" en la acogida de refugiados, al que la Comisión Europea ha contribuido a ayudar al país movilizando más de 120 millones en ayuda humanitaria para los campos de refugiados en el país en la última década y han aprobado otros 50 millones adicionales para apoyar la vuelta e reintegración de los refugiados somalíes en Kenia a través del fondo de emergencia para África creado para atajar las causas en la raíz de la inmigración irregular.