Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE impone nuevas sanciones a Corea del Norte por ensayo nuclear y lanzamiento de misiles

Los Veintiocho han adoptado este viernes nuevas sanciones contra Corea del Norte, como respuesta al ensayo nuclear que este país llevó a cabo el pasado enero y al lanzamiento de misiles balísticos un mes después.
La Unión Europea considera estas prácticas una "grave amenaza para la paz y la seguridad internacionales" en la región y fuera de ella, por lo que el bloque ha optado por ampliar las sanciones.
Se trata de una decisión que completa y refuerza el régimen de medidas restrictivas ya impuesto por Naciones Unidas, según ha informado el Consejo de la UE en un comunicado.
En concreto, implica vetar la importación de productos petrolíferos y artículos de lujo con origen norcoreano, prohibir la venta o transferencia de tecnología de doble uso y prohibir también toda ayuda financiera al comercio con este país.
También hay sanciones para el transporte, que implican cerrar el espacio aéreo a las aeronaves explotadas por compañías aéreas norcoreanas o procedentes de Corea del Norte. Tampoco se permitirá la entrada de buques de este país a puertos comunitarios.
En cuanto al sector financiero y la inversión, también hay medidas restrictivas que impiden transferir fondos desde y hacia Corea del Norte y se vetan las inversiones en sectores como la minería, el refinado y la industria química,
La UE aplica sanciones contra este país desde diciembre de 2006, en línea con las resoluciones de Naciones Unidas e incluyen medidas autónomas.
Así, las prohibiciones a la exportación e importación de armas, bienes y tecnología que puedan contribuir a los programas nuclear, de armas de destrucción masiva y de misiles balísticos, así como otras restricciones en los sectores financiero, comercial y del transporte ya estaban en vigor.