Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE descarta sanciones por ahora contra Ucrania por entender que es "contraproducente"

La Unión Europea descarta por el momento promover sanciones contra Ucrania en respuesta a la violencia sobre el terreno por entender que resultaría "contraproducente" y para dar una oportunidad a llegar a una solución dialogada a la crisis que vive el país desde que a finales de noviembre pasado el Gobierno rechazó firmar un acuerdo comercial con la UE por presuntas presiones de Rusia, según han confirmado varias fuentes diplomáticas y europeas.
"La UE tomará sus propias decisiones sobre esto. Es importante considerar cuidadosamente cómo apoyar el proceso", explicó Ashton ayer en declaraciones a la prensa desde Kiev, preguntada por la opción de que la UE adopte sanciones. En todo caso, dejó claro que compete a los Estados miembros decidir sobre las sanciones. "Pensamos muy cuidadosamente todas las opciones", precisó.
La canciller alemana, Angela Merkel, también ha rechazado la opción de las sanciones por ahora contra Ucrania. Aunque Suecia y Lituania fueron los países que no excluyeron esta opción en la reunión de los ministros de Exteriores del pasado 20 de enero, en las dos discusiones que han mantenido desde entonces los Veintiocho a nivel de embajadores sobre esta cuestión el único país que ha mantenido esta opción como "posibilidad" ha sido Lituania, según fuentes diplomáticas.
"Los Estados miembros han dicho que no quieren siquiera comenzar a pensar ahora en sanciones. Sólo una delegación lo ha mencionado como posibilidad, Lituania", han explicado las fuentes. "No hay posibilidad de sanciones por ahora. ¿Qué se lograría. Si miramos los casos anteriores, qué se ha logrado en Bielorrusia? La prioridad ahora debe ser apoyar a todo el mundo a encontrar una solución", ha explicado una fuente del Ejecutivo comunitario.
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, sí avisó en todo caso al presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, de que habrá "consencuencias" si la violencia continuaba sobre el terreno y que la UE tendría que replantearse sus relaciones con Ucrania, abriendo la puerta a considerar sanciones.
"Se han dado pasos. La violencia ha bajado, no hay enfrentamos de tales magnitudes, la represión se ha calmado un poco, el proceso está en marcha", ha precisado la fuente comunitaria.
El Gobierno estadounidense, que ya ha revocado los visados de algunas autoridades ucranianas, está preparando sanciones financieras que podría imponer a las autoridades ucranianas y a los líderes de las manifestaciones contra el Gobierno si aumenta la violencia en medio de la crisis política que sufre el país, según han explicado varios asesores parlamentarios este miércoles.
El Gobierno canadiense también restringirá la entrada al país a funcionarios ucranianos responsables de la represión de la oposición, aunque ha dejado abierta la puerta a más medidas en función de la evolución sobre el terreno.
Desde el inicio de las manifestaciones hace dos meses, seis personas han muerto en Kiev y en otras ciudades en enfrentamientos entre manifestantes y policías, en medio de una crisis política causada por la decisión del Gobierno de no firmar el acuerdo con el bloque europeo.