Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE pide "tolerancia cero" contra la violencia sexual en conflictos

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reclamado una política de "tolerancia cero" contra "cualquier forma de violencia sexual" y ha exigido que los responsables de estos delitos sean procesados.
"La violencia sexual es una violación flagrante e inaceptable de los Derechos Humanos", ha afirmado Mogherini, en vísperas de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en Conflicto, en un comunicado conjunto con los comisarios de Desarrollo, Neven Mimica, Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, Justicia, Vera Jourová, y de Política de Vecindad Europea y Ampliación, Johannes Hahh.
Por ello, han reclamado "pasos prácticos para atajar la impunidad de la utilización de la violación como arma de guerra" y "empezar a cambiar un cambio de actitudes a nivel global frente a estos crímenes" y que se garantice la justicia "imparcial" y "reparaciones" para las víctimas, incluido a través de la justifica transicional y el Tribunal Penal Internacional y tribunales internacionales no permanentes.
"La UE continúa apoyando al Tribunal Penal Internacional, así como a tribunales penales internacionales no permanentes" a la luz del "progreso significativo" al que han contribuido, han subrayado en el comunicado conjunto, en el que insisten que "los autores deben ser perseguidos de acuerdo con el derecho nacional e internacional, en el marco de sistemas judiciales nacionales que respeten el Estado de Derecho". Y recuerdan el apoyo de la UE en los sectores de la seguridad y las reformas judiciales "con este fin" en terceros países.
La UE ha recordado que "muchas" víctimas no denuncian sus casos por "las represalias" a manos de sus violadores y "la estigmatización y el rechazo" que sufren por parte de sus familias y comunidades y ha recordado que por cada violación denunciada en conflicto se estima que hay entre diez y veinte casos sin documentar.
Por ello, Mogherini y los comisarios han exigido que los esfuerzos para atajar la violencia sexual en conflictos incluyan medidas para recabar información, investigar y documentar los casos, combatir "la banalización de la violencia sexual" y promover una mayor concienciación sobre los derechos de las mujeres y las niñas, las principales víctimas, pero también sobre la existencia de este crimen contra menores y niños y han prometido apoyo para las organizaciones de la sociedad civil que ayudan a identificar y proteger a las víctimas.
Por último, han reiterado el apoyo de la UE a la participación de las mujeres en la prevención y resolución de conflictos para promover la paz duradera, el desarrollo a largo plazo y sociedades más igualitarias en los países en conflicto.