Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNASUR y los expresidentes Zapatero, Fernández y Torrijos reiteran su rechazo a la violencia en Venezuela

La secretaría general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y los expresidentes que la acompañan en su apoyo a un diálogo nacional en Venezuela, el español José Luis Rodríguez Zapatero, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos, han condenado este jueves los actos de violencia durante la protesta de diputados de la oposición ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).
En esta manifestación, en la que decenas de diputados exigían nuevos pasos para poder convocar el referéndum revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro, la Policía ha reprimido a los asistentes y el Tribunal Supremo ha bloqueado las manifestaciones cerca de las oficinas del Consejo, bajo el argumento de garantizar la seguridad tras varios incidentes violentos.
Durante estos actos, el diputado de la Mesa por la Unidad Democrática Julio Borges ha resultado agredido, tras lo cual ha tenido que ser intervenido.
"Frente a los hechos que se suscitaron durante la mañana de hoy, UNASUR y los expresidentes expresan su rechazo a todo tipo de violencia que pueda afectar la firme determinación de todos los venezolanos, apoyados por la comunidad internacional, por generar las condiciones que permitan llegar a una convivencia pacífica", ha indicado la organización en un comunicado.
Asimismo, han llamado a las autoridades competentes a esclarecer "los hechos y responsabilidades correspondientes", y ha reiterado su llamamiento a los actores políticos "para solucionar de manera pacífica y democrática sus legítimas diferencias".
Por su parte, tras los incidentes de este jueves, el presidente Maduro ha asegurado que no le temblará el pulso para encarcelar a quienes provoquen a la sociedad venezolana para cometer agresiones. "Hay suficientes cárceles para los provocadores y no me va a temblar el pulso para ponerle los ganchos a los provocadores", ha advertido el mandatario, según declaraciones recogidas por 'Globovisión'.
Maduro ha condenado "la violencia que hubo este jueves en el centro de Caracas", la que considera "producto de la violencia de la provocación de la derecha", y en este contexto ha repetido la consigna de pedir a los venezolanos que no caigan "en las provocaciones de la derecha violenta que quiere llevar una escalada en espiral de violencia callejera". "Venezuela seguirá en paz a pesar de ellos", ha añadido.