Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UNESCO condena la muerte de cuatro periodistas palestinos a causa de la ofensiva israelí en Gaza

La directora general de la Organización para la Cultura, la Ciencia y la Educación de Naciones Unidas (UNESCO), Irina Bokova, ha condenado este lunes la muerte de cuatro periodistas palestinos a causa de los ataques de Israel contra la Franja de Gaza.
Rami Rayan, fotógrafo, y Sameh al Aryan, camarógrafo del canal de televisión Al Aqsa, murieron el 31 de julio tras dos bombardeos ejecutados por Israel en un mercado de Shujaia, cerca de Ciudad de Gaza, en medio de una tregua humanitaria.
Además, Mohamed Daher, periodista de la publicación 'Al Resalah', murió eses mismo día a consecuencia de heridas sufridas tras un ataque aéreo contra su domicilio. Por último Ahed Zaqout, presentador del canal Palestine TV, murió el 30 de julio cuando el edificio donde residía fue bombardeado.
Bokova ha destacado la importancia de que se reconozca el estatuto civil de los periodistas que trabajan sobre el terreno y ha recordado que "en virtud de los acuerdos internacionales, los periodistas deben estar protegidos, incluso cuando realizan coberturas de tipo informativo".
Más de 1.800 palestinos han muerto y cerca de 10.000 han resultado heridos desde el inicio de la operación 'Margen protector', lanzada por Israel contra el enclave palestino el 8 de julio. Cerca del 80 por ciento de las víctimas son civiles, según Naciones Unidas.
Por otra parte, han muerto 63 soldados y dos civiles israelíes a causa del impacto de un cohete, así como un ciudadano de nacionalidad tailandesa. La muerte de todos los soldados israelíes se ha producido después de la decisión tomada el 17 de julio por el Gobierno israelí de iniciar una operación terrestre contra el enclave.