Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UNESCO pide que se proteja el patrimonio cultural libio del expolio

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha solicitado a la comunidad internacional y al nuevo Gobierno libio que proteja los tesoros del patrimonio cultural del país del expolio y el comercio ilegal después de "sobrevivir" a la guerra civil.
La directora de la UNESCO, Irina Bokova, ha advertido a los delegados de que la muerte del ex líder libio, Muamar Gadafi, podría suponer un riesgo para los tesoros libios como lo supuso para las miles de piezas arqueológicas que desaparecieron tras la caída del Gobierno de Saddam Hussein en Irak.
"Sabemos perfectamente bien que, en un periodo de gran inestabilidad, esos lugares son los más amenazados por los robos", ha dicho Bokova, antes de agregar que la organización ya ha alertado a los comerciantes de arte de los países vecinos para que estén vigilantes sobre el posible comercio ilegal.
Conquistada por la mayoría de las civilizaciones que controlaron el Mediterráneo, Libia tiene un rico legado que incluye cinco lugares en la lista de Patrimonio Universal de la UNESCo, como las ruinas romanas de Leptis Magna y el puesto comercial fenicio de Sabratha.
Según una comisión de investigación que visitó Libia en septiembre para comprobar los daños causados por el conflicto sobre estos sitios, los tesoros del país habían sobrevivido gracias al apoyo de la UNESCO a la OTAN en la facilitación de coordenadas geográficas de los principales espacios culturales del país.
"Los riesgos permanecen porque la situación todavía no está estabilizada. Hemos visto otros sitios --como Irak y Afganistán-- en los que el periodo posterior al conflicto fue el más peligroso. Esto es porque cuando hay muchas armas, muchas fuerzas armadas y mucha inestabilidad, es cuando comienzan los saqueos", ha afirmado el asistente del director general para Cultura de la UNESCO.