Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF "alarmada" por los menores no acompañados muertos en el Mediterráneo

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) se ha mostrado alarmada por el número de menores de edad no acompañados que murieron ahogados la semana pasada en el mar Mediterráneo intentando cruzar de Libia a Italia.
Según datos de UNICEF, una media de 1.000 niños al mes han llegado a las costas de Italia sin ningún tipo de compañía, enfrentándose solos a un viaje en el que sufren abusos así como la posibilidad de ser explotados o morir ahogados en el viaje.
"Las historias que he oído contar a los niños que hacen este viaje son terribles. Ningún niño debería enfrentarse a ellas. Sus vidas quedan en manos de traficantes a los que no les importa otra cosa que el dinero que pueden extorsionarles", ha declarado la coordinadora especial de UNICEF para la crisis de inmigrantes y refugiados, Marie-Pierre Poirier.
Se espera que el número de inmigrantes que cruza el Mediterráneo aumente con la llegada del buen tiempo, algo cíclico que además en este caso se prevé que se agrave debido al cierre de fronteras que ha sucedido al acuerdo entre la Unión Europea y Turquía y que ha provocado que algunas personas en vez de enfrentarse al viaje de 10 kilómetros que separan Grecia y Turquía, tengan que hacer cara al viaje de los más de 100 kilómetros que separan Libia e Italia.
Para anticiparse a este aumento, UNICEF empezará pronto una campaña junto al Gobierno italiano que buscará proteger a los menores, especialmente a aquellos que no van acompañados, en ámbitos como en los centros de acogida, la protección de derechos del menor e incluso la integración en la sociedad italiana.
Según datos de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex), la semana pasada se rescataron 13.800 inmigrantes en el mar Mediterráneo tras 90 operaciones llevadas a cabo por los operativos de rescate.
Los inmigrantes suelen viajar en barcazas de goma o en pesqueros viejos. La semana pasada hubo tres naufragios y la cifra de fallecidos se estima que supere los cientos. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) sitúa la cifra de fallecidos a lo largo de la semana en 700. Por el momento se han podido recuperar 50 cuerpos.
El año pasado más de 320.000 inmigrantes llegaron a las costas italianas y se estima que más de 7.000 murieron ahogados, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). El pasado viernes, la OIM estimó que la cifra de muertos en este 2016 asciende a 1.475.