Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UNRWA pide 380 millones de euros para entregar ayuda a los refugiados palestinos en Siria

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha hecho este miércoles un llamamiento urgente a los donantes internacionales para que entreguen 380 millones de euros para cubrir las necesidades básicas de los refugiados palestinos afectados por el conflicto en Siria.
"En medio de la gran tragedia siria, y sólo un día antes de la Conferencia de Donantes de Londres, es fundamental no olvidar ni subestimar la difícil situación de la comunidad de refugiados de Palestina de Siria", ha dicho el comisionado general de la agencia, Pierre Krähenbühl.
La UNRWA ha detallado que la petición de ayuda tiene como objetivo apoyar durante 2016 a los 450.000 refugiados palestinos dentro de Siria, así como también a los 60.000 que han huido a Líbano y Jordania.
Así, ha recordado que los refugiados palestinos en Siria ya eran una de las poblaciones más vulnerables del país antes del conflicto, recordando que desde el comienzo de la crisis se han visto gravemente afectado debido a su proximidad a la zonas de guerra, las altas tasas de pobreza y su complicada situación jurídica.
La agencia ha apuntado además que el 60 por ciento de los refugiados palestinos que siguen en Siria (unos 280.000) son desplazados internos, y que el 95 por ciento (cerca de 430.000) necesitan ayuda humanitaria.
"Lugares como Siria, donde el conflicto se prolonga, requieren de una llamada tanto para la ayuda humanitaria inmediata como para la ejecución de acciones de desarrollo a largo plazo", ha subrayado Krähenbühl, quien ha añadido que la UNRWA "ofrece ambas como parte de un todo".
De las necesidades de financiación totales de 380 millones de euros, 302 millones serán para necesidades humanitarias de los refugiados de Palestinos en Siria, 58 para las necesidades en Líbano, y 16 para Jordania.
Además, se necesitan otros cuatro millones para la respuesta de emergencia fuera del ámbito de estas tres áreas, incluida la asistencia en efectivo para las familias palestinas de Siria que han huido a Gaza, coordinación regional, apoyo y difusión.
"Nuestra capacidad para responder a las necesidades crecientes de los refugiados afectados por el conflicto en Siria depende de la generosidad de los donantes y de los gobiernos de los países de acogida donde acuden los refugiados de Palestina que huyen de la guerra", ha dicho Krähenbühl.
"Les instamos pues a mantener y aumentar esta ayuda en 2016 para mitigar el impacto humanitario del conflicto, mejorar la protección de los civiles y evitar más sufrimiento", ha manifestado, remachando que "debe ser una prioridad ayudar a las personas en Oriente Próximo".