Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estados Unidos duda de la seriedad de Irán en las conversaciones sobre el programa nuclear

Estados Unidos no se fía de Irán ni de que realmente se tome en serio las conversaciones mantenidas recientemente en Ginebra sobre su programa nuclear. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, asegura que el primer balance de las conversaciones es "positivo", aunque espera "mucho más" del régimen de Teherán. La jefa de la diplomacia estadounidense ha querido dejar claro que si no se adhieren a lo acordado, EEUU recurrirá de nuevo a las sanciones contra el régimen islámico.
Washington duda aún de que Irán se tome en serio las conversaciones internacionales establecidas recientemente en Ginebra con el gobierno de Teherán por su programa nuclear, según la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.
"Nos da tiempo para evaluar su respuesta y analizar si se lo toma en serio", dijo Clinton al referirse a la posición adoptada por Therán en la reunión del grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) con Irán. "No se ha llegado al final" del diálogo, subrayó Clinton y agregó que "espero más" de Teherán, aunque consideró que "el balance del encuentro fue positivo".
Clinton explicó que "queda mucho trabajo" por delante y, aunque en la reunión que se celebró en Ginebra se ha llegado en principio a un acuerdo centrado en tres puntos, dejó claro que EEUU exige más que palabras por parte de Teherán.
"Esperamos mucho más" de Irán, insistió, indicando a la vez que Teherán debe demostrar que se toma en serio las negociaciones y los acuerdos alcanzados en Ginebra y pasar de las palabras a los hechos.
Las seis potencias arrancaron al régimen islámico la promesa de permitir la inspección de su recién revelada planta nuclear en Qom, fijaron una nueva ronda de diálogo y decidieron que una parte del uranio enriquecido de baja intensidad sea enviado a otro país para ser enriquecido y destinado a un reactor de investigación iraní.
Clinton recalcó que, sobre todo en cuanto al uranio enriquecido de baja intensidad, habrá que perfilar los detalles de ese acuerdo y ver si Irán realmente se atiene a ese trato "marco" alcanzado en Ginebra.
"Nada está terminado hasta que esté terminado", señaló respecto a ese acuerdo marco, e indicó que el próximo día 18 habrá una reunión al nivel técnico en el que se abordará este asunto. En este sentido, también afirmó que desconoce si las intenciones de Irán son serias. "No lo sabemos aún", dijo.
La jefa de la diplomacia estadounidense también dejó claro que, si Teherán no se adhiere a lo acordado, EEUU recurrirá de nuevo a las sanciones contra el régimen islámico.