Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uribe asegura que el Gobierno negocia con las FARC en Cuba

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) ha aseverado este domingo que el Gobierno de su sucesor en el cargo, Juan Manuel Santos, está negociando con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba.
"El Gobierno está negociando con el grupo terrorista de las FARC en Cuba", ha dicho el ex mandatario sin dar más detalles, en declaraciones recogidas por Caracol Radio.
Además, ha considerado que el comportamiento del Gobierno "es incomprensible" cuando, precisamente, "hay un deterioro de la seguridad nacional" a causa de los ataques del grupo armado.
Uribe ha señalado que una de las causas de los problemas de seguridad en Colombia es que el presidente venezolano, Hugo Chávez, protege a la guerrilla.
La semana pasada, el ex mandatario ya denunció que Chávez permite la presencia de las guerrillas colombianas en territorio venezolano, revelando que por dicha causa su Gobierno planeó intervenir en el país vecino.
La relación entre Uribe y Chávez siempre ha sido tensa. Desde 2005, Colombia y Venezuela han roto los vínculos bilaterales en tres ocasiones, la última en 2010, después de que Bogotá denunciara ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que Caracas apoyaba la instalación de campamentos guerrilleros en su territorio.
Las relaciones colombo-venezolanas se restauraron con la llegada de Santos a la Presidencia, en agosto de 2010. Desde entonces, ambos países han estrechado sus lazos y han abordado los problemas fronterizos, creando cinco comisiones binacionales para buscar soluciones.
Ello se ha producido de forma paralela a la creciente enemistad entre Uribe y Santos, a pesar de que fue el ex presidente quien, después de que la Corte Constitucional le prohibiera aspirar a un tercer mandato consecutivo, señaló a su ministro de Defensa como candidato presidencial del Partido de la 'U', al que ambos pertenecen.