Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los hijos de Uribe piden medidas cautelares a la CIDH por las investigaciones en su contra

Los hijos del ex presidente colombiano Álvaro Uribe han solicitado medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al considerar que la Fiscalía ha vulnerado su derecho al debido proceso en las investigaciones en su contra.
"Solicitaremos medidas cautelares ante la CIDH y coadyuvaremos las denuncias ya radicadas ante las Naciones Unidas", han anunciado Tomás y Jerónimo Uribe en un comunicado difundido este lunes.
Los Uribe reclaman a la Fiscalía "ser escuchados en el proceso del cual fueron notificados por el saliente fiscal general (Eduardo Montealegre) a través de los medios de comunicación para despejar cualquier duda sobre su proceder".
"En dos ocasiones en esta Semana Santa el saliente fiscal general nos notificó a través de medios de comunicación que nos estaba investigando "en el contexto de una defraudación a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) por un billón de pesos", han denunciado.
Los firmantes han detallado que "la primera ocasión se dio luego que el fiscal acudió a la CIDH a 'presentar pruebas' en su contra como respuesta a las denuncias que ha realizado el Centro Democrático por persecución política".
"Esto resulta sorprendente pues el caso no se ha presentado ante este tribunal (la CIDH) y no hemos sido notificados por conductos legales de tal investigación", han apuntado.
A ello se suman las declaraciones de Montealegre a la prensa que "constituyen una clara muestra de un proceder antijurídico, que solamente busca afectar su derecho al buen nombre con aseveraciones sin sustento fáctico alguno".
"Dichas notificaciones a través de medios de comunicación y no por conductos legales, además de ser condenas informales, vulneran nuestro derecho a la honra y buen nombre, a la privacidad, a la reserva procesal, al debido proceso y en general a las garantías judiciales internacionalmente promulgadas", han sostenido.
Los Uribe se han sentido en "la obligación de defender nuestro su nombre, el de la organización que han construido durante más de 13 años y el de los más de 500 colaboradores que pueden dar fe de sus valores y ética profesional".
El Ministerio Público investiga a los hijos de Uribe por sus presuntos vínculos con James Arias, alias 'El Chatarrero', acusado de traficar con chatarra. Tomás y Jerónimo han admitido que hicieron negocios con él pero aseguran que fueron legales.