Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los hijos de Uribe acuden voluntariamente a la Fiscalía ante los rumores de "captura"

Los hijos del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, Tomás y Jerónimo, han acudido voluntariamente a la Fiscalía, después de que su padre alertara de su inminente "captura", para denunciar las supuestas maniobras del Ministerio Público y el Gobierno para vincularlos al llamado 'zar de la chatarra', James Arias.
Los hijos de Uribe se han personado en la sede de la Fiscalía, en Bogotá, ya que "recientemente han corrido numerosos rumores en medios de comunicación sobre la inminencia de medidas en su contra", para reiterar a las autoridades su disposición a "colaborar" y asegurar que no abandonarán Colombia.
Tomás y Jerónimo han entregado además una carta, fechada el 2 de marzo, en la que informan de que "a lo largo del año pasado" recibieron "seis testimonios de diferentes personas sobre presuntos ofrecimientos por parte de la Fiscalía y de la Presidencia a James Arias para vincularlos a las actividades criminales de las cuales hoy se le acusa".
"Contamos con soporte escrito de cuatro de estos seis testimonios, dos de ellos juramentados. En cuatro de los seis la información proviene de personas muy cercanas al señor Arias. Tres de los seis relacionan a la Presidencia", han detallado.
También han aprovechado para aclarar que el objeto social de su empresa "ha sido la comercialización de materiales reciclables" para lo cual han realizado "operaciones legales y legítimas" con Arias para la compraventa de chatarra.
"Nunca recibimos por parte del señor Arias o persona alguna insinuación o propuesta tendiente a favorecer o participar en las actividades criminales de las que hoy está acusado y de las que nos dimos por enterados a través de los medios de comunicación", han subrayado.
"PERSECUCIÓN POLÍTICA"
Uribe ha denunciado estos días la existencia de una "persecución política" contra su familia y su partido político, Centro Democrático, por oponerse al diálogo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Su hermano Santiago fue detenido el pasado lunes por agentes de la Fiscalía en Medellín acusado de concierto para delinquir y homicidio agravado por --supuestamente-- crear el grupo paramilitar de Los Doce Apóstoles.
La Procuraduría General ha apelado la decisión de la Fiscalía porque "es claro" que "los fines necesarios para imponer la medida de aseguramiento no se encuentran satisfechos", dado que no hay riesgo de fuga o incomparecencia.