Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Van Rompuy y Barroso ven avances para un acuerdo el miércoles sobre el plan para frenar la crisis de deuda

Además de la Cumbre prevista de líderes del Eurogrupo, habrá otra a 27 el mismo miércoles
El presidente permanente del Consejo de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, y el jefe del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, han subrayado hoy los avances que los líderes europeos están logrando para llegar a un acuerdo sobre el plan global para frenar la crisis de deuda de la Eurozona el próximo miércoles, cuando se reúnan de nuevo en Bruselas de manera extraordinaria.
Dicho plan incluye pedir a los bancos que asuman pérdidas de alrededor del 50% en la deuda griega en sus balances, recapitalizarlos con 100.000 millones y reforzar el fondo de rescate con el objetivo de contener el contagio a Italia y España.
En rueda de prensa al término de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, Van Rompuy ha señalado el consenso de los líderes sobre un plan coordinado para recapitalizar los bancos europeos y mejorar su financiación y ha afirmado que se ha "avanzado mucho" en este punto, por lo que cree que se podrá cerrar el próximo miércoles.
El presidente del Consejo había convocado una reunión extraordinaria de los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro el próximo miércoles, ante la previsión de que este domingo no fuera posible un acuerdo, y finalmente ha tenido que convocar el mismo día una a Veintisiete. "Estoy al corriente de todas las sensibilidades en las relaciones entre los Veintisiete y Diecisiete", ha justificado.
Van Rompuy además ha apuntado que los líderes europeos advierten en su texto de conclusiones de que se pueden explorar las posibilidades de cambios limitados en los Tratados europeos --un debate que retomarán en diciembre--, pero que en cualquier caso se deberán decidir "a Veintisiete".
También Barroso ha pedido que todos los Estados miembros de la Unión Europea colaboren para reforzar el gobierno económico dentro de la zona euro, porque es "importante para la estabilidad y la credibilidad".
PIDEN MÁS MEDIDAS A ITALIA
En los márgenes de la Cumbre europea de este domingo en Bruselas, Van Rompuy y Barroso han convocado en bilateral al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, para exigir a su Gobierno más medidas de ajuste para cumplir sus compromisos de reducción de déficit.
Van Rompuy ha confirmado en rueda de prensa los contactos durante toda la semana con el mandatario italiano para "asegurarnos de que las medidas valientes (anunciadas por Roma) sean también emprendidas, (...) que sean ejecutadas a tiempo".
Con todo, el presidente del Consejo ha querido dejar claro que la situación de Italia "no se puede comparar" con la de otros países en dificultades, pero es necesario enviar un mensaje de confianza a inversores y al resto de países, según ha dicho Van Rompuy.