Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vargas Llosa: "España y Latinoamérica andan menos mal que en el pasado"

El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha asegurado este martes que España y Latinoamérica "andan mucho menos mal que en el pasado" y, por tanto, entiende que "hay razones para el optimismo" a pesar de "los serios desafíos" del presente.
El escritor peruano ha participado junto al presidente del Gobierno de España en funciones, Mariano Rajoy, en la inauguración del seminario 'Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad', organizado por la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) y la Cátedra Vargas Llosa con motivo del 80 cumpleaños del autor, que a lo largo de dos días reunirá a políticos y pensadores europeos y latinoamericanos.
Durante su intervención, Vargas Llosa ha defendido la idea de que en Europa, en concreto España, y en Latinoamérica, "el mundo está mejor aunque anden muchas cosas mal". "Hay menos cosas malas que en el pasado y, en ese amplio ámbito que es el mundo en lengua española, las cosas andan bien en muchos sentidos", ha apuntado.
En este caso, ha hecho un aparte con Latinoamérica para resaltar que uno de sus grandes problemas, las dictaduras militares, "prácticamente ha desaparecido". "Aún queda una anacrónica en Cuba, pero parece que empieza a desmoronarse. Nadie informado puede creer que el marxismo-leninismo es la solución para los problemas de un país", ha añadido.
Vargas Llosa ha señalado al terrorismo como uno de los puntos negativos dentro de esta evolución, el cual "golpea implacable a ciudadanos inocentes y llena de sangre las ciudades". Además, ha reiterado que los problemas económicos son "enormes" y la desigualdad y las migraciones legales e ilegales "crean una situación de enorme preocupación y conflictos muy serios en el seno de la UE".
Así, ha defendido que la democracia "se va abriendo camino difícilmente" aún existiendo "problemas gravísimos" como el de la corrupción. "Afecta por igual a países pobres y ricos, democracias nuevas y primerizas, es carísimo y tiene muchos efectos nocivos, pero el mayor es el desencanto, el desaliento en quienes habían creído en la democracia y ven que solo sirve a algunos para enriquecerse o alcanzar impunidades en sus fechorías", ha aseverado.
Asimismo, ha aludido al narcotráfico, recordando su postura a favor de la legalización de las drogas para "resolver este problema". "Sobre eso no estamos de acuerdo los liberales y demócratas y es bueno que confrontemos nuestras ideas diferentes a ver si encontramos la fórmula", ha incidido.
En cualquier caso, ha destacado que "lo importante" a la hora de abordar estos conflictos es que "se haga con inteligencia, profundidad y se guarden las formas". "Las formas son las que crean los contenidos, en política también, y es uno de los grandes principios que deberían mantenerse y coexistir para quienes creemos en la democracia, porque cuando no se respetan podemos llegar muy rápidamente a matarnos", ha afirmado.
ENSALZA A AZNAR Y FELIPE GONZÁLEZ
En el seminario participan los expresidentes del Gobierno español José María Aznar y Felipe González, y también varios exdirigentes latinoamericanos. Vargas Llosa ha ensalzado su figura, al apuntar que se trata de "voces de gobernantes y estadistas y no hablan de política desde la pura intelectualidad".
"Han vivido la política ejerciendo el poder y todos ellos tienen impecables credenciales democráticas e impulsaron a sus gobiernos dentro de la vía democrática hacia el progreso y la prosperidad", ha concluido.