Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias ONG denuncian las restricciones impuestas a las sociedades civiles en Guinea Ecuatorial

Un grupo de organizaciones humanitarias y de defensa de la democracia ha exigido este jueves en un comunicado que el Gobierno de Guinea Ecuatorial, liderado por Teodoro Obiang, levante las restricciones impuestas a la sociedad civil antes de las elecciones presidenciales.
El próximo 24 de abril se celebrarán unas elecciones a las que se vuelve a presentar Obiang, que es el dirigente que más tiempo lleva en el poder en todo el mundo, desde 1979, sin ser rey.
"La represión contra las organizaciones civiles revela los esfuerzos del Gobierno para silenciar las voces independientes y pone de relieve el ambiente hostil y represivo que ha aumentado aún más por la celebración de las elecciones", ha denunciado el vicepresidente para Relaciones Internacionales de la ONG Freedom House, Daniel Calingaert.
El Gobierno ecuatoguineano considera a los activistas como opositores políticos, lo que les hace vulnerables al acoso y a la represión por parte de las autoridades, han denunciado Human Rights Watch, Oxfam América y la asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE), entre otras.
Obiang ha impuesto serias restricciones a los grupos no gubernamentales, carecen de libertad de expresión, asociación y asamblea, han sostenido en el informe.
CIERRE DE ORGANIZACIONES
El 2 de marzo de 2016, el ministro del Interior y de Corporaciones Locales de Guinea Ecuatorial, Clemente Engonga Nguema Onguene, ordenó la suspensión definitiva de todas las actividades del Centro de Estudios e Iniciativas para el Desarrollo (CEID) por organizar un foro cuyos mensajes "incitaban a la violencia y a la desobediencia civil entre los jóvenes ecuatoguineanos".
El cierre de esta organización, que se encarga de promover la participación ciudadana en actividades como Derechos Humanos, gobernanza y transparencia, va en contra de la libertad de expresión, han asegurado las ONG.
En agosto de 2015, el Gobierno sustituyó al equipo directivo de la Casa de la Cultura de Rebola, un centro cultural dirigido por voluntarios locales independientes, y los sustituyó por miembros del partido político, han denunciado en el comunicado.
"Más que favorecer una participación ciudadana activa en las próximas elecciones, el Gobierno de Guinea Ecuatorial está creando un ambiente muy hostil", ha lamentado el director ejecutivo de la organización EG Justice, Tutu Alicante.
"Una sociedad civil que se mueve y que es capaz de reunirse y desarrollar un debate público y pacífico es esencial para una sociedad democrática", ha asegurado Tutu. El Gobierno se basa en leyes abusivas y sin fundamento para acabar con los defensores de la transparencia y del buen gobierno y "estas leyes draconianas no pueden seguir existiendo", ha añadido.