Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Veintiocho darán hoy el visto bueno para que su operación contra las mafias forme a guardacostas libios

Los Veintiocho darán este lunes, salvo sorpresa de última hora, su visto bueno para ampliar el mandato de la operación naval 'Sophia' contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo para poder entrenar a guardacostas libios y para contribuir a la aplicación del embargo de armas aprobado por la ONU.
Los ministros de Exteriores de la Unión Europea se reúnen en Bruselas y sobre la mesa de las deliberaciones está la posibilidad alcanzar un acuerdo extender el mandato de la operación un año más y atribuirle estas dos tareas más, algo que fue acordado a nivel de embajadores de los Veintiocho ante el Comité de Política y Seguridad de la UE el jueves pasado.
No obstante, el visto bueno de los Veintiocho sería únicamente una decisión política, sujeta todavía a una aprobación legal. Así, fuentes comunitarias han explicado que la formación de guardacostas, que podría comenzar "en cuestión de semanas" tras tomar la decisión jurídica, tendría lugar en aguas internacionales.
La Unión Europea ya recibió una petición oral del Gobierno libio para el entrenamiento de guardacostas y este mismo domingo la máxima responsable diplomática de la UE, Federica Mogherini, ha recibido la petición formal por escrito del primer ministro libio, Fayez al Sarraj, para "pedir el rápido apoyo de la UE para estos entrenamientos" en lo que se trata de "un importante desarrollo de los acontecimientos" que comentará en la reunión de mañana.
También se espera que los ministros de Exteriores de los socios comunitarios den su aprobación a que la operación 'Sophia' contribuya a aplicar el embargo de armas aprobado por la ONU y a aportar información a las autoridades libias sobre barcos sospechosos de llevar armamento, una cuestión solicitada por Francia.
Esta segunda parte de la ampliación del mandato podría llevar "mucho más tiempo", dado que podría ser necesaria una nueva resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, según fuentes comunitarias, aunque también han resaltado que el intercambio de información se podría comenzar antes.
ESPAÑA NOMBRARÁ LA SITUACIÓN EN VENEZUELA
Por otro lado, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE discutirán la situación de Venezuela a petición de España, según ha avanzado este viernes el jefe de la diplomacia española, José Manuel García-Margallo, quien ha anunciado que presentará a sus homólogos un comunicado de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) con varios puntos que son "una buena base" para buscar una solución a la crisis.
"He pedido que en el Consejo de Asuntos Exteriores del lunes se aborde la situación en Venezuela", ha explicado el ministro español en rueda de prensa tras la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN, en la que ha defendido que "la UE en general y Espala en particular no pueden permanecer ajenos" a la situación de Venezuela.
En concreto, Margallo ha explicado que la declaración de la oposición venezolana "apuesta por una solución pacífica, electoral, democrática y constitucional" y "un diálogo nacional" que no sea "una simple operación de distracción, dirigida a ganar tiempo" y evitar la celebración del referéndum revocatorio este año y con una "agenda precisa, objetivos claros, reglas transparentes y sobre todo sentido de la urgencia" ante la situación de "bloqueo" en el país.