Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vivir con medio cerebro

Cameron Mott sólo tiene nueve años pero ha dado una lección de superación y fuerza a su familia y a los médicos que le han tratado de su rara enfermedad. La pequeña desarrolló un trastorno cerebral de Rasmussen, con sólo 3 años de edad. La dolencia se fue comiendo su cerebro poco a poco. Esto desencadenó en violentos ataques de epilepsia y convulsiones.
Según han contado los padres del pequeña en el Today Show de la NBC, la única solución fue operar y extirparle la mitad del cerebro dañada, la derecha, con el riesgo de que la mitad de su cuerpo quedara paralizada. "Era la única opción porque la calidad de su vida era muy pobre"; explica la madre de Cameron, Shelly Ann Curry.
Pero, Cameron ha sorprendido a todos con una milagrosa recuperación. Después de cuatro semanas salió del hospital y tras varios meses de fisioterapia ha conseguido correr y jugar como una niña normal, sólo con una pequeña cojera. ¿Sus proyectos? "Quiero ser bailarina", dice la pequeña. Foto: NBC