Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve a casa la madre que huyó con su hijo enfermo de cáncer

Con la quimioterapia y la radioterapia Daniel Hauser tiene hasta un 90 por ciento de posibilidades de sobrevivir a un cáncer que avanza por sus pulmones. Al parecer, la noticia de la extensión de la enfermedad habría sido el detonante de la huida.
Los Hauser, católicos, profesan, además, la filosofía de "no causeis daño" de la Banda Nemenhah, un grupo religioso con base en Misuri, que cree en los métodos de curación natural de los indígenas norteamericanos. Madre e hijo llevaron al extremo estas creencias, desafiando el parecer del padre, contrario a los cócteles de vitaminas y rezos, e, incluso al sistema judicial estadounidense que falló a favor de la quimioterapia.
Ahora Daniel Hauser iniciará su tratamiento y su madre podrá estar con él porque las autoridades han retirado los cargos que pesaban contra ella.