Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve la polémica sobre el puente de Calatrava en Venecia

El puente de la discordia. La Autoridad para la vigilancia de las contratas públicas en Italia ha explicado en un informe que el puente de la Constitución de Venecia diseñado por Santiago Calatrava no es seguro. La noticia la publican los medios italianos que citan parte del documento en el que se recomienda controlar la obra "de forma continua para asegurar que cumpla con "los niveles mínimos de seguridad".
En el informe se establece que no es una obra "plenamente en funcionamiento", según publica este sábado el diario . 'La Repubblica'
"Se han identificado una serie de reservas sobre las condiciones de seguridad en ejercicio de la obra", se lee en el informe, que precisa que "no pueden excluirse intervenciones oportunas para restablecer los niveles de seguridad mínima".
 En el diario veneciano 'El Gazzettino', la autoridad para la vigilancia de las obras públicas se insiste en "supuestos errores de proyección de Calatrava" que el Ayuntamiento de Venecia no habría tenido en cuenta.
Según el informe, en las pruebas que se han realizado del puente "evidencian no pocos aspectos oscuros" y se apunta que la Autoridad considera que "se puede perder repentinamente la funcionalidad del puente".
La asesora veneciana en el ámbito de trabajos públicos, Mara Rumiz, ha respondido a las críticas asegurando que "no es cierto que el puente sea inseguro" y recordó que desde un principio se sabía que el puente requería controles.
 Las polémicas sobre el puente de Calatrava en Venecia
Desde su proyección, construcción e inauguración, que tuvo lugar el año pasado, el puente ha suscitado numerosas polémicas.
Su elevado coste fue uno de los puntos más criticados. El presupuesto inicial para el puente era de 7,2 millones de euros, pero finalmente su coste fue de 11,2 millones.
A las reservas se sumaron los retrasos en la construcción, puesto que en el 2002 se había fijado un plazo de poco más de un año para finalizar la obra.
Asimismo, la estructura y  su diseño suscitó comentarios negativos sobre su estética, ya que para algunos es demasiado moderna para la ciudad.
El puente de la Constitución es una estructura ligera y flexible que mide 94 metros de largo y un ancho que varía entre los 5,58 metros y los 9,38.