Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero y Obama no hablaron antes de la Oración y después sólo se despidieron sin hablar de la cumbre

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente estadounidense, Barack Obama, no tuvieron oportunidad de charlar antes del inicio del Desayuno Nacional de Oración y sólo se despidieron brevemente tras su intervención en el acto, sin hablar de la cancelación de la cumbre UE-EEUU programada para finales de mayo en Madrid tras la decisión de Obama de no acudir a ella para centrarse en la política interna.
Un portavoz de Moncloa ha precisado que Obama llegó al hotel Hilton de Washington cuando todos los invitados ya estaban sentados. Un abrazo entre ambos al inicio del acto y una despedida al final fue el único contacto entre ellos.
El portavoz indicó que ambos intercambiaron alguna frase al despedirse cuyo contenido él desconocía, pero que previsiblemente sería de cortesía. Moncloa informó ayer de que Zapatero y Obama coincidirían unos minutos antes del desayuno en una sala 'vip' preparada por los organizadores para reunir a los invitados más destacados en un espacio aparte del resto del auditorio, mientras éste se fuera llenando, si bien dejó claro que no se había preparado un encuentro formal bilateral entre los dos, que ya tuvo lugar el pasado 13 de octubre en la Casa Blanca.
No obstante, otras fuentes gubernamentales indicaron a Europa Press que esperaban que el presidente estadounidense aprovechara ese momento para hacer referencia a su decisión de no asistir a la cumbre UE-EEUU.
Cumbre cancelada
De hecho, el Gobierno estadounidense aseguró el lunes al Ejecutivo español que Obama tenía intención de informar "personalmente" a Zapatero de las "dificultades" que tenía para viajar en mayo a Madrid, durante el desarrollo del Desayuno Nacional de Oración, según esas fuentes. Una filtración a The Wall Street Journal, que publicaba el lunes la noticia y que el Gobierno estadounidense asegura que está investigando, precipitó en cambio los acontecimientos.
Aunque desde la Casa Blanca se ha subrayado que nunca confirmaron la asistencia de Obama a la cumbre, lo cierto es que los norteamericanos se comprometieron a celebrar una cumbre -que como su propio nombre indica implica una reunión a nivel de jefes de Estado y de Gobierno- esta primavera con la UE, en otoño pasado en Washington, cuando ambas partes celebraron uno de estos encuentros periódicos bajo la presidencia sueca de la UE.
Obama ha llegado al Hotel Hilton de Washington donde se celebra el desayuno cuando el resto de invitados de la mesa central ya se encontraban sentados, por lo que el presidente estadounidense no ha pasado antes por la sala 'vip'.
Tras los discursos -Obama en el suyo se refirió a Zapatero como "su querido amigo" y agradeció la solidaridad de España con Haití- ambos, a quienes separaba en la mesa la esposa de Obama, Michelle, sólo se despidieron brevemente. Una de las anécdotas graciosas del día la protagonizó Zapatero al saludar a la primera dama norteamericana, a quien plantó dos besos cuando en Estados Unidos sólo se da uno. Con Obama, se saludó al comienzo del acto con un abrazo caluroso.
Con el Dalai Lama
Por otro lado, Obama se reunirá este mes con el Dalai Lama pese a las objeciones de China, según anunció el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.
En su rueda de prensa diaria, Gibbs indicó que el encuentro tendrá lugar a lo largo de febrero, aunque no precisó fecha.