Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero se compromete a destinar 500 millones de euros para paliar el hambre

Cincuenta jefes de Estado se dan dita en Roma. Video: Informativos Telecincotelecinco.es
Y para evitar que la Cumbre de Roma se quede en eso, "buenas palabras", José Luis Rodríguez Zapatero ha propuesto que en otoño próximo se celebre en España otra reunión de alto nivel para poner en marcha el plan estratégico y aprobar una "Carta de Derechos de las Seguridad Alimentaria".
Además, el Gobierno se ha comprometido a aportar 500 millones de euros de aquí a 2012 para ayudar a erradicar el hambre, que afecta en el mundo a 850 millones de personas.
Los participantes de este encuentro tratan otros temas clave como la seguridad alimentaria en los próximos años, el precio de las materias primas agrícolas, el cambio climático, las escasez de agua y tierras, el aumento de las necesidades energéticas y el crecimiento de la población.
El secretario general de la ONU,Ban Ki Moon, ha pedido doblar la producción mundial de alimentos para el año 2030 para superar la crisis. Moon también ha exigido pasar de las palabras a la acción y entre otros puntos ha requerido un consenso para la utilización de biocombustible.
Propuestas de Ban Ki Moon
Entre las medidas que ha recetado Moon para alcanzar esos objetivos ha destacado "el aumento de la asistencia a través de la ayuda en comida, vales o dinero" y "el ajuste del comercio y de las políticas de fiscalidad para minimizar las restricciones y las tarifas a la importación".
Los precios de los alimentos se encuentran en una espiral ascendente y aunque no se van a mantener los actuales niveles récord, se espera que en 2008-2017 estén entre un 20 y un 80 porciento por encima de los registrados en los diez años precedentes.
Discurso del Vaticano
El papa Benedicto XVI ha dicho que el hambre y la malnutrición "son inaceptables" en un mundo que dispone de niveles de producción, recursos y conocimientos suficientes para poner final "a tal drama y a sus consecuencias".
   LA/EB
 
 
Así lo señala en un mensaje leído por el secretario de Estado Vaticano, Tarcisio Bertone, en nombre de Benedicto XVI durante la apertura de la cumbre. La pobreza y la malnutrición "no son una simple fatalidad provocada por situaciones adversas", señala el texto.
 
 Aunque Benedicto XVI ha reconocido que luchar contra la falta de alientos es una tarea "difícil", ha reiterado que "nadie puede quedarse impasible ante la llamada de aquellos que pasan hambre".