Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zelaya asegura que el diálogo para resolver la crisis ha comenzado

El depuesto presidente de Honduras también ha informado a una emisora de radio paraguaya que anoche recibió, a través de un emisario del titular del Gobierno de facto, Roberto Micheletti, la propuesta de acordar una personalidad neutral para que asuma provisionalmente la presidencia. "Es cierto, pero para nosotros significa una burla. Es como premiar al que da un golpe de Estado y no estamos de acuerdo con eso", aseguró Zelaya.
Los cuatro aeropuertos de Honduras han reabierto a los vuelos locales e internacionales al finalizar el toque de queda. Esta decisión la tomó el Gobierno de facto tras el regreso del presidente depuesto, Manuel Zelaya, quien aún se encuentra refugiado en la embajada brasileña del país.

Dos muertos y centenares de detenidos

Un total de 411 personas fueron detenidas entre anoche y este jueves en Honduras por participar en disturbios y violar el toque de queda, que finalizó este jueves a las 06.00 hora local (13.00 horas en España).

Unos 382 detenidos ya han sido puestos en libertad, al quedar sin vigencia el toque de queda. De los 29 restantes algunos serán enviados a los tribunales, según el portavoz de la Policía Nacional, Orlin Cerrato.

Además, dos personas han perdido la vida en Honduras desde que Zelaya regresó al país. El mismo Zelaya afirma que esta cifra es mucho mayor. "Tengo información de más de diez personas que fueron asesinadas", dijo en declaraciones hechas por teléfono a medios de comunicación.

Una de las víctimas mortales era un joven que recibió un balazo de un agente policial por no atender la orden de detenerse en un retén en San Pedro Sula. La otra es un anciano de 65 años que murió al ser alcanzado por una bala cuando la Policía se enfrentaba a seguidores de Zelaya.  
Regreso de los embajadores a Honduras
Mientras, la presión internacional sobre el Gobierno de facto de Honduras, para que permita la restitución de Manuel Zelaya en el poder, se ha incrementado. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, asegura que la situación de inestabilidad en el país centroamericano impide las condiciones necesarias para celebrar unas elecciones creíbles.
La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea han acordado que sus embajadores en Honduras vuelvan a Tegucigalpa, ciudad que abandonaron tras el golpe de Estado.
Así,  y según ha confirmado el ministerio de Asuntos Exteriores, el embajador de España ante Honduras, Ignacio Rupérez, volverá a la capital de forma "inminente" aunque no se ha dado a conocer la fecha exacta de su regreso. BQM / EPF /RSO