Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zelaya denuncia el lanzamiento de gases tóxicos en la embajada de Brasil

El depuesto presidente de Honduras ha denunciado el lanzamiento de gases tóxicos dentro de la embajada de Brasil en Tegucigalpa. El Gobierno de facto ha negado los hechos. Zelaya ha hecho un llamamiento al Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado "a mantener la resistencia".
El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, ha denunciado el lanzamiento de "gases tóxicos" dentro de la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde él se encuentra junto a familiares y seguidores desde el lunes.
"Se me irritaron los ojos", aseguró el depuesto gobernante, y añadió que también sufrió problemas en la garganta.Según Zelaya, algunos acompañantes suyos sufrieron sangrado de nariz, ardor en la garganta, mareos y otras molestias.
El objetivo de lanzar los "gases" es "afectar a todos los que estamos aquí", expresó Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio pasado por los militares y sustituido por Micheletti.
El Gobierno que preside Roberto Micheletti aseguró en un comunicado que "es totalmente falso que miembros de la Policía Nacional hayan colocado un equipo especial que dispare un líquido que provoque malestar a las personas que están al interior de la Embajada de Brasil".  
Derrumbar al Gobierno
"Si se bajan los fusiles por cinco minutos, se derrumbaría y regresaría así a Honduras la paz, la tranquilidad, la democracia, la legalidad y la restitución del legítimo presidente ", ha subrayado Zelaya, que regresó al país el pasado lunes, casi tres meses después de ser detenido y expulsado de Honduras por los militares.
 Zelaya ha hecho un llamamiento al Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado "a mantener la resistencia", mientras que a la comunidad internacional le pidió apoyo "para revertir" el golpe y "restituir la democracia" que, según el gobernante depuesto, le fue "robada al pueblo hondureño".
Además, ha advertido que la "barbarie" que, según Zelaya, está cometiendo el régimen de facto, "no quedará impune " y que, "de ser necesario, será juzgada ante instancias".
Zelaya ha emitido el comunicado pocas horas después de la reunión que celebró anoche con los candidatos a la Presidencia del país en las elecciones generales, previstas para el 29 de noviembre próximo, de los partidos Liberal, en el poder; Nacional, Democracia Cristiana e Innovación y Unidad-Social Demócrata.
Según Zelaya, hasta ahora "se han establecido enlaces informales para que inicien las pláticas que conlleven al diálogo", el cual considera que "no podrá avanzar hasta que se vea un cambio de actitud del actual régimen de facto". 
Condena del Consejo de Seguridad
El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado los "actos de intimidación" realizados por las autoridades de facto de Honduras contra la embajada de Brasil.
"Condenamos los actos de intimidación contra la embajada de Brasil", dijo la presidenta de turno del Consejo y embajadora de Estados Unidos, Susan Rice, en una declaración verbal al término de la reunión, en la que también subrayó que el organismo que analiza la situación global de Honduras es la Organización de Estados Americanos (OEA).