Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 llegan a acuerdo sobre reparto de aportaciones al fondo de 3.000 millones para Turquía

España aportará 152,8 millones de euros
Los países de la Unión Europea han llegado a un acuerdo este miércoles sobre el reparto de las contribuciones al fondo de 3.000 millones de euros acordado para apoyar a los refugiados en Turquía y las comunidades de acogida en el país a cambio de que Ankara frene la inmigración irregular y la llegada de refugiados a Europa.
Los Veintiocho aportarán 2.000 millones de euros al fondo en función de su Producto Interior Bruto (PIB) y los 1.000 millones restantes se financiarán a través del presupuesto comunitario.
España deberá aportar por su parte 152,8 millones de euros, la quinta contribución más importante, sólo por detrás de Alemania, que aportará 427,5 millones de euros, Francia, que contribuirá 309,2 millones, Reino Unido (327,6 millones) e Italia (224,9 millones), según ha informado la UE en un comunicado.
El acuerdo ha sido posible después de que Italia, el único país que frenaba todavía el acuerdo, haya dado su visto bueno.
El acuerdo deja claro que las aportaciones nacionales al fondo no se tendrán en cuenta para calcular el déficit en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, algo que ha defendido el Gobierno de Roma y que el Ejecutivo comunitario ha asegurado que ya ofreció en diciembre, cuando además aceptó aumentar de 700 millones a 1.000 millones su contribución al fondo.
Grecia fue el primer país que reclamó esta condición para contribuir al fondo, según han explicado a Europa Press fuentes europeas.
El acuerdo también contempla que Chipre, que inicialmente rechazó aportar al fondo para Turquía por cuestiones políticas obvias, aporte 2,3 millones de euros al presupuesto de la UE para ayudar a los refugiados en Jordania y Líbano.
Además, el acuerdo contempla la posibilidad de "ajustar a la baja en 2017" las contribuciones de los Estados miembros en función de "la contribución final de la Unión Europea, sin prejuicio de la cantidad total prevista para el instrumento y sin prejuicio de las prerrogativas de la autoridad presupuestaria". Varios países, especialmente Italia, han reclamado subir más la aportación al fondo a través del presupuesto comunitario.