Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 no logran un acuerdo para tomar temperatura en aeropuertos y sólo recogerán datos de pasajeros

La UE ayudará a reforzar los controles de salida en países africanos afectados por ébola
Los ministros de Sanidad de la UE no han logrado este jueves un acuerdo para implantar de forma coordinada controles de temperatura en los aeropuertos a los pasajeros procedentes de países africanos afectados por ébola para frenar la enfermedad, como hace Estados Unidos. Los 28 se limitarán a recoger y compartir los datos de contacto de estos pasajeros para poder hacer un "seguimiento" durante los 21 días que dura el periodo de incubación de la enfermedad.
La UE ayudará a reforzar los controles de salida que ya existen en los países africanos más afectados por el ébola --Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia-- con el fin de evitar que los enfermos viajen. Además, cada Estado miembro será libre de imponer controles adicionales, como ya han anunciado Reino Unido y Francia.
"Vamos a revisar y a reforzar los controles de salida de los países afectados en los aeropuertos y puertos", ha explicado la ministra de Sanidad, Ana Mato, en declaraciones a la prensa al término de la reunión.
Por lo que se refiere a la recogida de datos a la llegada, la ministra de Sanidad ha dicho que el objetivo es que "podamos hacer un seguimiento (de los viajeros) y también contactar con ellos". "Lo más importante es que vamos a intercambiar la información entre los distintos países, de manera que si un viajero aterriza en un aeropuerto de la UE esos datos de donde va a estar yendo el resto de los 21 días sea compartido por el resto de los países", ha señalado.
Sobre los controles de temperatura, Mato ha indicado que "no ha habido acuerdo sobre ello" y que "cada país actuará como considere". En el caso de España, el Gobierno lo está estudiando, aunque no existe ningún vuelo directo con Guinea, Liberia y Sierra Leona, ha destacado.