Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El agresor de Berlusconi pide disculpas y califica su actuación de "cobarde"

Massimo Tartaglia, el hombre que agredió al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, al término de un mitin este domingo en Milán, se ha disculpado este lunes con el mandatario en una carta y ha expresado su malestar por haber cometido "un acto superficial, cobarde e irreflexivo".
Los abogados defensores de Tartaglia han precisado a través de un comunicado que durante el interrogatorio ante el fiscal adjunto de Milán Armando Spataro al que fue sometido su defendido tras la agresión a Berlusconi, éste admitió su propia responsabilidad, aseguró que actúo en solitario y excluyó cualquier afiliación política.
 
El agresor de Berlusconi permanece actualmente aislado en la cárcel de "San Vittore", de Milán, adonde fue trasladado tras atacar al mandatario con una reproducción en miniatura del Duomo (catedral) de la capital lombarda y que le causó heridas en el rostro, que obligaron a su hospitalización.
Tartaglia admitió ante el fiscal, al ser interrogado tras la agresión, que había actuado debido a una fuerte aversión por las políticas del partido del Pueblo de la Libertad, liderado por Berlusconi, y por las del primer ministro, según las mismas fuentes.
El agresor relató a los investigadores que asistió al mitin de Berlusconi pero se fue antes de que acabara porque no estaba de acuerdo con sus afirmaciones.
Sin embargo, mientras se dirigía a la boca del metro en la plaza del Duomo vio como un grupo de personas protestaban en contra de Berlusconi, momento en el que retrocedió y lanzó el 'souvenir' al jefe del Ejecutivo.
Está previsto que mañana se celebre la vista para decidir sobre la convalidación del arresto de Tartaglia, solicitada por el fiscal adjunto de Milán Armando Spataro.
El diario "Corriere della Sera" publicó hoy en su edición digital que los investigadores indagan entre las amistades de Tartaglia, para establecer si alguien pudo inducirle a cometer la agresión.
Por otro lado, la Fiscalía de Roma abrió hoy una investigación para identificar a los responsables de los grupos de la red social Facebook creados en apoyo a la acción de Tartaglia.
En esta línea, el ministro del Interior, Roberto Maroni, anunció hoy que estudia medidas para bloquear los sitios de Internet que fomenten la violencia, en referencia a esos grupos que aplauden la agresión.
Berlusconi presenta una lesión lacero-contusa interna y externa en el labio superior, que ha necesitado varios puntos, además de la rotura de dos dientes y una fractura en el tabique nasal, que no tendrá que ser operada.
El primer ministro, que fue ingresado en el hospital San Raffaele, de Milán, iba a ser hoy dado de alta, pero los médicos decidieron tenerle una noche más en observación y mañana evaluarán de nuevo sus condiciones, informó el doctor Alberto Zangrillo. IM