Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se amplía el toque de queda en Chile por el incremento de robos y saqueos

En Santiago, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, anunció el envío a Maule y Bío Bío de 120 toneladas de alimentos y otros productos de primera necesidad, así como el despliegue de 13 aviones, 24 helicópteros y un número indeterminado de hospitales de campaña.
La medida fue tomada después de que la gobernante se reuniera con el mandatario electo, Sebastián Piñera, quien ha criticado la tibieza con que, a su juicio, el Ejecutivo ha encarado los desmanes públicos en la zona del desastre.
Bachelet dijo que el ministro de Defensa, Francisco Vidal, viajará en los próximos días a la zona. Mientras tanto, el propio Vidal anunció, un día después de que comenzara a regir el toque de queda ordenado, que para la pasada noche la restricción se aplicaría hasta las 12.00 horas.
Esta ampliación afecta sólo a la provincia de Concepción, que incluye la localidad portuaria de Talcahuano, devastada por un tsunami, y no al conjunto de la región del Bío Bío, de la que Concepción es capital.
El toque de queda fue impuesto a raíz del estado de excepción declarado por la presidenta y se amplió en la provincia de Concepción debido a los saqueos y actos de vandalismo que se han registrado.
Un muerto y 55 personas detenidas fue el balance de la primera noche bajo toque de queda en esa ciudad, situada 515 kilómetros al sur de Santiago y una de las más castigada por el terremoto de 8,8 grados de magnitud en la escala de Richter que el sábado mató a más de 700 personas en Chile.
Más efectivos del Ejército
Además, el Ejército ha anunciado el incremento de 4.000 a 6.500 del número de militares desplazados a las regiones del Maule y del Bío Bío. En la región del Maule llegarán 2.000 efectivos adicionales, mientras que a la del Bío Bío se desplazarán 4.500 militares.
Ambos contingentes están destinados a cubrir las actividades de seguridad y apoyo logístico en las zonas afectadas. EPF