Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

30 años de prisión para el caníbal francés

Cacaign, que cumplía pena de cárcel por un intento de violación, ahora pasará otros 30 años en la cárcel por matar y comerse parte de un pulmón de su compañero de celda, Thierry Baudry en 2007.
El ya conocido como caníbal de Rouren declaró a la policía que su intención era comerse el corazón de Baudry para hacerse con su alma.
Durante el juicio, el caníbal ha asegurado que disfrutó con sus actos y narró al detalle el macabro asesinato. Su abogado había alegado en su defensa que necesitaba un tratamiento psicológico, que se había pedido antes de que cometiera este crimen y que se había ignorado.
EBP