Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesinato de Bobby Kennedy calienta la campaña demócrata

La senadora Hillary Clinton, durante la campaña. Foto: EFEtelecinco.es
El viernes, en una entrevista con un periódico de Dakota del Sur retransmitida por Internet, los periodistas preguntaron a Clinton sobre sus razones para continuar en la campaña, pese a sus escasas posibilidades de lograr la nominación.
"Mi marido no logró la candidatura demócrata en 1992 hasta que ganó las primarias de California a mediados de junio, ¿verdad? Todos recordamos que Bobby Kennedy fue asesinado en junio en California" en 1968, respondió Clinton. Con estas declaraciones, la ex primera dama quería dar una serie de ejemplos para ilustrar que en el pasado el proceso de selección de un candidato se ha extendido hasta el verano, por lo que el caso de este año no es algo insólito.
Oleada de críticas
Pero las palabras de la senadora tuvieron una fuerte repercusión. El periódico "The Washington Post" publica comentarios en los que afirman que "candidatos inteligentes no invocan la posibilidad de que su rival sea asesinado. Parece algo tan obvio que no hace falta ni decirlo, pero aparentemente hace falta decirlo". El país tiene también muy presente no sólo el asesinato de Kennedy cuando buscaba la candidatura de su partido para la Casa Blanca, sino el del líder negro Martin Luther King en 1968.
La campaña de Obama respondió rápidamente a las declaraciones de Clinton y aseguró que esas palabras fueron "desafortunadas y carentes de lugar en esta cam
paña". En sus mítines hoy en Puerto Rico, el senador afroamericano no hizo alusión a las palabras de Clinton. Sin embargo, en declaraciones a una emisora de la isla, sí indicó que no pensaba que la ex primera dama hubiera tenido mala intención.
La ex primera dama emitió rápidamente un comunicado, en el que pedía disculpas si su "alusión a ese momento traumático para todo el país, y en particular para la familia Kennedy, ha sido ofensiva de alguna manera. No tenía ninguna intención de eso en absoluto", ha dicho.
 
 
KOD