Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un triple atentado suicida en un santuario de Pakistán mata a 41 personas

El ataque ocurrió a última hora del jueves, día especial en el calendario sufí en el que varios cientos de fieles de esta corriente mística del Islám se suelen congregar en la mezquita de Data Darbar, según ha declarado a varios medios paquistaníes el jefe de la Administración local, Khusro Pervaiz.
El coordinador del distrito, Sajjad Bhutta, citado por el canal privado "Express Tv", ha explicado que uno de los terroristas se ha inmolado en la entrada, mientras que otros dos han hecho lo mismo en el interior del complejo, situado cerca del centro histórico de la capital de la provincia del Punjab.
La Policía ha acordonado la zona tras los hechos, y los heridos, muchos de ellos en estado crítico, han sido trasladados a hospitales cercanos.
El complejo religioso tiene un sistema de vigilancia compuesto por unas 60 cámaras y en él hay cinco entradas, todas ellas dotadas de complejos dispositivos de seguridad, incluso escáneres de explosivos, aunque en el momento del ataque sólo una de las puertas principales estaba abierta.
Los jueves por la tarde, los feligreses asisten en Data Darbar, también conocido Data Ganj Bakhsh, a sesiones de "qauuali", unos cantos devocionales de grupos de música tradicional que se prolongan durante horas, mientras que al llegar la noche tienen lugar los rezos.
Tras el atentado, algunas personas han protestado y se han enfrentado a las fuerzas de seguridad, contra las que han lanzado piedras, y éstas han respondido con gases lacrimógenos, según el canal privado de televisión "Geo Tv".
El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, ha condenado el ataque y ha ordenado la apertura de una investigación para esclarecer lo sucedido. EPF