Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Búsqueda desesperada de los desaparecidos tras los terribles atentados de Bruselas

Búsqueda desesperada tras los terribles atentados de BruselasFacebook

El 22 de marzo de 2016 se ha convertido en otra fecha marcada en la historia por la tragedia sembrada por el terrorismo. Los atentados de Bruselas convirtieron la capital de Europa en la capital del dolor después de las explosiones que tuvieron lugar, primero en el aeropuerto de Zaventem, y apenas una hora más tarde en la estación del metro bruselense de Maelbeek, dejando 31 fallecidos. Ahora, a las condolencias se suma la búsqueda desesperada de todos aquellos que aún no han podido localizar o identificar.

El 22 de marzo de 2016 se ha convertido en otra fecha marcada en la historia por la tragedia sembrada por el terrorismo. Los atentados de Bruselas convirtieron la capital de Europa en la capital del dolor después de las explosiones que tuvieron lugar, primero en el aeropuerto de Zaventem, y apenas una hora más tarde en la estación del metro bruselense de Maelbeek, dejando más de una treintena de fallecidos.
David Dixon, de nacionalidad británica y 53 años de edad, fue uno de los muchos que sufrieron en primera persona los hechos. Tras el ataque en el aeropuerto, se apresuró a escribir un mensaje tranquilizador a su tía, Ann Dixon, para decirle que no se preocupara. "Estoy bien", escribió.
Sin embargo, según informa Dailymail, justo después se dirigió al metro para ir a trabajar. Desde entonces, nadie ha sabido nada de él y permanece desaparecido, alargando la agonía y la desesperación de sus familiares y allegados, quienes, como muchos otros que se encuentran en esta situación, por momentos se temen lo peor.
Todos ellos, junto al esfuerzo de las autoridades, se afanan a las redes sociales intentando encontrar pistas sobre su paradero; algo que les ayude a pensar en que David logró ponerse a salvo.
Sin embargo, Dixon, programador informático originario de Hartlepool, del condado de Durham, Inglaterra, pero residente en Bruselas, nunca llegó a su oficina de trabajo después de tomar aquel metro en la estación de Maelbeek, donde se produjo el atentado.
Como él, Sascha y Alexander Pinczowski, hermano y hermana, naturales de Nueva York, están siendo buscados desesperadamente después de denunciar su desaparición.
Tal y como han relatado sus amigos, ambos estaban ya preparados para iniciar su viaje de vuelta hacia tierras americanas cuando la primera bomba estalló en el aeropuerto de Zaventem, donde se encontraban.
"Su madre está preocupada y desesperada porque no tiene noticias de ellos desde la mañana en que se encontraban en Zaventem", escribieron en Facebook al tiempo en que publicaban varias fotografías de ellos con el fin de encontrar ayuda en la red para localizarles.
No obstante, tal y como recoge People, cada vez se hace más complicado hallar lugar para la esperanza, especialmente tras detallar que los hermanos realizaron una llamada a su casa para informar de que ya habían llegado al aeropuerto cuando de pronto la llamada se cortó justo después de escuchar una explosión.