Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades de Ohio declaran el estado de emergencia por una toxina encontrada en el agua

Las autoridades de Ohio han declarado el estado de emergencia en Toledo tras haber descubierto una toxina en el agua que proviene de las algas, según ha informado este sábado la cadena estadounidense CNN.
Tras haber analizado dos muestras del agua, que proviene del lago Erie, cercano a la ciudad de Toledo, se ha descubierto que está contaminada con la toxina microcistina. Las autoridades han asegurado que la alerta es una medida preventiva que se mantendrá hasta que se realicen pruebas más detalladas y han confirmado que no hay ningún afectado por el consumo del agua contaminada.
"Esperamos los resultados de las pruebas y que éstos no nos coloquen en la dirección en la que creemos que vamos", ha dicho el alcalde de Toledo, Michael Collins. "Estamos actuando de forma precavida", ha añadido.
Se ha recomendado que no se beba, cocine, use y ni si quiera se hierva el agua de la ciudad. Además también se ha aconsejado el cierre de todos los restaurantes.
Las restricciones sobre el uso del agua afectan a más de 400.000 personas. El gobernador de Ohio, John Kasich, ha declarado el estado de emergencia en los condados de Lucas y Wood, además de en otras áreas del noroeste del estado. La Policía Nacional establecerá estaciones de abastecimiento de agua en varios puntos de la ciudad.
SIN SUMINISTROS DE AGUA EMBOTELLADA
Los ciudadanos de Toledo se han agolpado en un centro de distribución de agua pero los responsables les han pedido que volviesen más tarde por falta de suministro. A pesar de la limitación de una caja de agua embotellada por familia que ha hecho pública una portavoz de la ciudad, muchos de los ciudadanos se han quedado en la cola para garantizar que consiguen el agua.
Una tienda de alimentación llamada "The Andersons", ha asegurado que ha sido uno de los días "que más trabajo ha tenido" en los 28 años que lleva abierta y ha limitado la venta de cajas de agua a cuatro por cliente.
Muchas de las tiendas de la ciudad se han quedado sin existencias de agua embotellada y las tiendas del área de Columbus, a dos horas de distancia, están cerrando debido al mismo problema.
Según la portavoz de la cadena de supermercados Kroger, 15 tiendas en el área afectada recibirán suministros de agua embotellada. "Tan pronto como los cargamentos de agua embotellada lleguen, saldrán por la puerta principal", ha dicho.