Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades turcas liberan al periodista de Vice News Mohamed Rasool tras cuatro meses en prisión

El portal informativo Vice News ha informado este martes de que las autoridades de Turquía han concedido la libertad bajo fianza a su periodista Mohamed Ismael Rasool, tras permanecer más de cuatro meses en prisión.
"A día de hoy, Vice News tiene el placer de confirmar que su reportero Mohammed Rasool ha sido puesto en libertad bajo fianza después de haber sido detenido en una prisión turca durante 131 días", ha informado Vice, en un comunicado.
Rasool fue detenido junto a otros dos compañeros de Vice el 27 de agosto y fue llevado a una cárcel de máxima seguridad. Vice News ha explicado que un tribunal de Diyarbakir ha dejado en libertad bajo fianza a Rasool aunque no se ha efectuado ningún pago.
La corte ha justificado su detención "como medida de prevención" y ha dictaminado que no puede salir del país. "La fianza impuesta a Rasool es la obligación de presentarse dos veces por semana en una comisaría cercana de donde vive", ha señalado el portal informativo.
Rasool, Jake Hanrahan y Philip Pendlebury informaban de los enfrentamientos entre la Policía y jóvenes miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste de Turquía cuando fueron detenidos por las autoridades turcas bajo la acusación de "trabajar en nombre de una organización terrorista".
Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y de la libertad de expresión de todo el mundo exigieron la liberación de los tres reporteros. Tras un recurso judicial, los periodistas británicos fueron puestos en libertad el 3 de septiembre de 2015 pero Rasool, de origen iraquí, siguió preso.
El portal informativo ha dicho que Rasool está ahora a la espera de reunirse con su familia, amigos y colegas, que han pedido que su privacidad sea respetada durante este tiempo.