Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades tratan de confirmar si el atentado de Beirut es obra de un joven suicida

Las autoridades libanesas están tratando de confirmar si un joven de unos 20 años natural del norte del país sería el suicida que cometió el atentado con coche bomba de ayer en el sur de Beirut y que dejó al menos cinco víctimas mortales, según informan los medios locales.
Según fuentes de seguridad citadas por el 'Daily Star', en el lugar del atentado se encontró el carné de identidad de un joven llamado Qotaiba Mohamad al Satem, de la región de Akkar, en Wadi Jaled, en el norte del país.
"El descubrimiento del documento de identidad no implica necesariamente que el hombre fuera un terrorista suicida", ha subrayado una de las fuentes consultadas, que han precisado que se están realizando pruebas de ADN a las víctimas del atentado.
Ayer, las fuerzas de seguridad retiraron lo que parecía ser la parte superior del cuerpo del suicida y algunos restos de su cara y cabeza. El ministro del Interior, Marwan Charbel, indicó por su parte que el hallazgo de restos humanos dentro del coche bomba apunta a que fue un atentado suicida.
De acuerdo con la cadena de televisión LBCI, el joven estudiaba en Trípoli y había abandonado la casa de sus padres junto a un primo el 30 de diciembre. Su padre, el imán de una mezquita de Wadi Jaled, denunció su desaparición el día siguiente y las tribus de la zona han acusado a Hezbolá de secuestrarle. Según la agencia oficial libanesa NNA, miembros de la Inteligencia del Ejército libanés están interrogando en Trípoli al padre del joven.
Por su parte, la emisora la Voz de Líbano ha indicado que el joven ha combatido en Siria del lado de los rebeldes que buscan derrocar al presidente del país, Bashar al Assad. El atentado de ayer se produjo en un bastión del partido-milicia chií Hezbolá, cuyos combatientes han luchado en Siria junto al régimen de Al Assad.