Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades amplían 15 días el periodo de detención de tres peridistas de Al Yazira

Las autoridades egipcias han ampliado este jueves por un plazo de 15 días el periodo de detención de los tres periodistas de la cadena de televisión qatarí Al Yazira detenidos en El Cairo hace doce días, contra los que aún no se han presentado cargos.
En base a las informaciones publicadas tras las detenciones, éstas se produjeron porque los tres periodistas habían mantenido reuniones con miembros de la organización islamista Hermanos Musulmanes, que fue declarada esa misma semana como un grupo terrorista por el Gobierno interino.
Tras la detención, el Ministerio del Interior egipcio acusó a los periodistas de emitir noticias "que dañan la seguridad nacional" e indicó que las fuerzas de seguridad se han incautado cámaras, grabaciones y otros materiales de varias habitaciones de un hotel cairota.
Por su parte, Al Yazira ha sostenido que las acusaciones son "fabricadas" y ha expresado su irritación con la continuada detención de los periodistas, identificados como los productores Mohamed Fahimi y Baher Mohamed y el corresponsal Peter Greste.
Todos ellos fueron arrestados junto al cámara Mohamed Fawzi, si bien éste fue liberado poco después. Las autoridades egipcias mantienen retenidos a un total de cinco periodistas de Al Yazira y este mismo mes han aplazado su decisión sobre la liberación de Mohamed Badr, un cámara de la filial egipcia de la cadena.
El portavoz de Al Yazira, Ghassan Abu Hussein, ha expresado este jueves el "total malestar" de la cadena con la manera en la que están siendo tratados los periodistas y ha reclamado su liberación "inmediata e incondicional".
"Las autoridades egipcias intentan silenciarnos y desactivar nuestro papel como organización mediática con la detención de nuestros periodistas. Condenamos las acusaciones vertidas contra nuestro personal, destinadas a estigmatizarnos e incitar a la violencia contra nuestros periodistas trabajando sobre el terreno", ha sostenido.
Asimismo, ha recordado que "Al Yazira opera legalmente en Egipto", si bien ha argumentado que "debido a su cobertura de todas las perspectivas de los acontecimientos en Egipto, el canal se ha visto sometido a una enorme presión por parte del Gobierno interino desde el golpe de Estado del 3 de julio", que se saldó con el derrocamiento del presidente Mohamed Mursi.
Las autoridades interinas, han lanzado una campaña contra los medios de comunicación vinculados con Hermanos Musulmanes o con aquellos que den cobertura a sus opiniones, así como una oleada de represión contra la organización, en la que han muerto miles de sus seguidores y varios miles han sido detenidos.