Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades presentan cargos por intento de asesinato contra un sobrino de Mursi

Las autoridades egipcias han presentado este lunes cargos por intento de asesinato contra un sobrino del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.
Los cargos han sido presentados además contra otras cinco personas que participaron en una manifestación en respaldo a la organización islamista Hermanos Musulmanes en la Universidad de Zagazig. Al parecer, los seis agredieron a un estudiante que les recriminó su protesta, causándole heridas de gravedad.
Los seguidores de Mursi llevan realizando manifestaciones contra el Gobierno interino desde el golpe de Estado que acabó con el mandato del primer presidente elegido en las urnas en Egipto desde la renuncia de Hosni Mubarak el 11 de febrero de 2011.
El derrocamiento de Mursi ha dado paso a uno de los periodos más violentos de la historia reciente de Egipto. Las fuerzas de seguridad han matado a miles de sus seguidores y unos 400 militares y policías han muerto, muchos de ellos en ataques de milicianos islamistas en la península del Sinaí, que hace frontera con Israel y la Franja de Gaza.
Los estudiantes que apoyan a Mursi han estado celebrando manifestaciones diarias dentro y fuera de las universidades desde que comenzó el curso académico en septiembre de 2013. Al menos diez estudiantes universitarios han muerto desde entonces en enfrentamientos con la Policía.
El pasado mes de noviembre, el Gobierno interino egipcio aprobó una ley que prohíbe las manifestaciones que se celebren cerca de lugares de culto y exige el permiso del Ministerio del Interior para convocar una protesta.
Desde la aprobación de la ley, cientos de manifestantes partidarios de Mursi y activistas liberales han sido arrestados por manifestarse sin permiso. El 25 de diciembre, el Ejecutivo aprobó declarar como organización terrorista al movimiento islamista Hermanos Musulmanes.