Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades turcas confirman 31 muertos por las graves inundaciones

Al menos 31 personas han perdido la vida en los dos últimos días a causa de las graves inundaciones que afectan al norte de Turquía, según han confirmado fuentes gubernamentales. Los medios turcos informan hoy de que tanto el primer ministro, Recep Tayip Erdogan, como el ministro del Interior, Besir Atalay, confirmaron esa cifra de fallecidos, de los que 24 se contabilizan en Estambul, la mayor ciudad del país.
Ataly indicó que 21 personas fallecieron el miércoles en Estambul, entre ellas siete trabajadoras textiles cuyo vehículo fue arrastrado por las aguas. Además, el diario H³rriyet dijo en su edición digital que 8 personas están desaparecidas.
La catástrofe ha levantado una ola de críticas sobre la falta de planificación urbanística en la metrópoli turca y la construcción en zonas inundables y cuencas de desag³e. Por su parte, el propio alcalde de Estambul, Kadir Topbas, denunció ayer que los seres humanos, y no la naturaleza, son responsables del desastre.
El ministerio de Obras Públicas reconoció que las lluvias y las inundaciones han causado graves daños a las infraestructuras y su titular, Mustafa Demir, admitió que "la impotencia en esta situación es resultado de errores cometidos tanto por los ciudadanos como por la Administración". El ministro Erdogan anunció el miércoles que ha destinado una partida de emergencia de dos millones de dólares para atender los daños producidos en Estambul.
Ante el riesgo de epidemias, los expertos recomiendan a los ciudadanos que no se acerquen a las zonas inundadas y que laven todas las pertenencias que entraron en contacto con el agua de las riadas.