Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete de cada diez bolivianos emigrados votaron por Evo Morales

El presidente logró más de un 72 por ciento de apoyo en el extranjero y casi un 60 por ciento en el interior del país
El presidente de Bolivia, Evo Morales, obtuvo siete de cada diez votos depositados en el exterior durante las elecciones del pasado domingo, una proporción de apoyo superior a la lograda dentro de las fronteras del país sudamericano, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).
El candidato a la reelección por el Movimiento al Socialismo (MAS) logró un 72,22 por ciento de votos en el extranjero, ampliamente por encima del 15,45 por ciento obtenido por el líder de Unidad Democrática (UD), Samuel Doria Medina.
Cierran la lista el expresidente Jorge Quiroga, del Partido Demócrata Cristiano (8,18 por ciento), Juan del Granado, del Movimiento Sin Miedo (2,69 por ciento) y Fernando Vargas, del Partido Verde de Bolivia (1,47 por ciento).
El TSE ha elaborado estos datos a partir de 157.727 votos emitidos en el extranjero, lo que supone un nivel de escrutinio del 98,33 por ciento. Según estas cifras, el porcentaje de votos nulos superó al de blancos: 3,98 por ciento frente a 1,15 por ciento.
MORALES, REELEGIDO
En el ámbito interno, Morales también ha logrado refrendar su popularidad y, con el 90,08 por ciento de los votos contados, ha logrado un 59,88 por ciento de apoyo. Este nivel, sin embargo, supondría un descenso de cuatro puntos respecto a los comicios de 2009.
El orden también se repite en los otros cuatro candidatos a presidente, ya que en segunda posición figura Doria Medina (25,07 por ciento), seguido de Quiroga (9,44 por ciento), Del Granado (2,81 por ciento) y Vargas (2,79 por ciento).
El TSE ha cifrado en algo más de 4,5 millones los votos válidos contados hasta el momento. A estas elecciones, en las que también se renovaba la Asamblea Plurinacional y se elegía a representantes para órganos supranacionales, estaban llamados más de seis millones de bolivianos.