Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se busca a tres adolescentes que patearon hasta la muerte a un gay en Londres

Imagen captada por las cámaras de las dos sospechosas de la policía.telecinco.es
Ian Baynham estaba una noche con un amigo en Trafalgar Square cuando un grupo de jóvenes no dudó en insultarles y gritarles. Él les recriminó y los adolescentes no dudaron en pegarle. Fue el chico quien le golpeó la primera vez. Detrás fueron ellas. 
El amigo de Ian salió en su defensa, pero un viandante pensó que estaba pegando a la joven y la emprendió contra él.
El grupo de jóvenes dio una paliza a Ian y lo dejaron moribundo en la calle. Antes de huir amenazaron a su amigo, que nada pudo hacer por retenerlos. La víctima sufrió heridas importantes. Murió en el hospital dos semanas después cuando su familia, rota de dolor, decidió que era mejor que lo desconectaran de las máquinas que lo mantenían con vida.
El amigo, de unos 30 años, también resulto herido, pero de levedad al intentar defender a Ian.
La policía busca a los supuestos agresores. Dos chicas y un chico negro que fueron vistos por la zona cuando ocurrieron los hechos. Los tres tienen entre 16 y 20 años y hay testigos que aseguran que en otras ocasiones han insultado verbalmente a otras personas.
Sus amigos y vecinos solo tienen buenos recuerdos de Ian. Una anciana de 78 años asegura que Ian siempre le hacía la compra y el ayudaba en todo lo que podía. Otra joven, de 26 años ha comentado que era una persona agradable y tranquila.
El pasado verano, la policía advirtió de que los ataques homófonos estaban aumentando en Londres, en
torno a un 14% desde abril. Hace unos tres meses otro hombre fue asesinado en su casa en Greenwich, al sureste de la ciudad.
La policía tiene claro que el caso de Ian fue un ataque homófobo. El inspector de policía, Alexis Boon, ha lamentado el ataque homófono que han sufrido dos hombres que simplemente estaban en el centro de la ciudad para divertirse".
 
EBP