Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño ciego aprende a ver con la técnica de ultrasonidos de los delfines

Jamie Aspland nació ciego y ha aprendido esta técnica dentro de un nuevo y revolucionario tratamiento para personas sin vista en un hospital norteamericano. 
Su madre, Deborah, de 39 años, se decidió por el tratamiento cuando su hijo tuvo problemas la caminar solo por el parque. Tras tres sesiones reconoció que este sistema estaba cambiando sus vidas y que estaba siendo "toda una revelación".
"Ahora el puede caminar por el parque sin darme la mano y sin chocar con la mano", dice orgullosa la madre al diario The Telegraph.
Jaime está aprendiendo esta técnica con Daniel Kish, que perdió la visión con 13 meses, y que ahora presiden de la Asociación un Mundo para Ciegos con la finalidad de ayudar a otras personas ciegas. Kish ha copiado la técnica que emplean los delfines para navegar.
Cuando las ondas sonoras golpean un objeto, la energía se refleja de nuevo en el oído y así la personas ciega puede descifrar el tamaño, forma y distancia del obstáculo.
Los 2.700 euros que cuesta el tratamiento del pequeño han sido recaudados entre sus vecinos de Kent, que participaron en una serie de actividades para experimentar como era el día a día de una persona ciega.
Kish ha asegurado que trabajar con el pequeño Jamie y su familia es una estupenda experiencia. Con el tiempo Jamie podrá detectar edificios a 100 metros de distancia. EBP