Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se eleva a 65 la cifra de muertos y a 135 la de heridos por el atentado en Irak

Habitantes revisan los daños provocados por el estallido ayer de una moto-bomba en un mercado popular en el barrio de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad (Irak), hoy jueves 25 de junio. EFEtelecinco.es
El número de víctimas mortales se elevó a 65 y a 135 el de heridos por el estallido ayer de una moto-bomba en un mercado popular en el barrio de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, informaron hoy fuentes policiales iraquíes.
Numerosos heridos se encuentran en estado grave, por lo que no se descarta que pueda aumentar el número de muertos del atentado.
El ciclomotor estaba aparcado en el mercado de aves y verduras de "Meridi" en Ciudad Sadr, un barrio de mayoría chií, y estalló en un momento en el que la zona estaba abarrotada de gente.
La explosión fue tan intensa que los cuerpos de numerosas víctimas se desmembraron y sus partes fueron halladas a gran distancia del lugar de la explosión, explicaron a Efe las fuentes.
Meridi es uno de los mercados más grandes de este barrio chií considerado una plaza fuerte del los seguidores del clérigo Muqtada al Sadr, el principal opositor a la presencia estadounidense en el país.
Por otra parte, las fuentes policiales informaron de que un oficial de policía murió hoy y tres agentes resultaron heridos por la explosión de una bomba colocada en una carretera en el este de Bagdad.
Otros dos agentes que formaban parte de una patrulla policial resultaron heridos en un incidente similar en el barrio de Al Karrada, en el centro de Bagdad.
Asimismo, tres proyectiles de mortero impactaron en una zona residencial en el barrio de Abu Nach, vecino a la "zona verde", un lugar extremadamente protegido en el centro de la capital iraquí, que alberga un gran número de edificios oficiales, así como varias embajadas extranjeras.
En la última semana, más de un centenar de personas ha perdido la vida en varios atentados en Irak, que ha vivido un repunte de la violencia cuando faltan cinco días para el repliegue estadounidense de los centros urbanos.
El atentado más mortífero ocurrió en Kirkuk el sábado pasado, donde murieron 73 personas y otras 180 resultaron heridas por la explosión de un camión-bomba en un mercado.
Washington y Bagdad firmaron el pasado 13 de diciembre un pacto por el que EEUU retirará sus tropas de las ciudades iraquíes a partir del 30 de junio de 2009 y completará la salida definitiva a finales de 2011.