Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Algunos de los cuerpos de las fosas clandestinas podrían no pertenecer a los estudiantes desaparecidos

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, ha asegurado este sábado que algunos de los cuerpos encontrados en las fosas clandestinas de Iguala no pertenecen a los estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre, una información que el procurador General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, ha rechazado confirmar.
Aguirre ha informado de que las pruebas realizadas a los cadáveres indican que "algunos de los cuerpos" no pertenecen a los 43 normalistas de la Escuela Rural de Ayotzinapa después de unos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, según ha informado el diario mexicano 'El Universal'.
Sin embargo, el procurador General de la República ha afirmado poco después que desconoce de dónde proviene esta información y ha subrayado que por el momento no han concluido los análisis de los cuerpos de las fosas, por lo que las autoridades no pueden confirmar ni descartar que pertenezcan a los estudiantes.
"No sé que información ha dado el gobernador", ha afirmado Murillo al término de la reunión que ha mantenido con familiares, abogados de los padres de los estudiantes desaparecidos y fallecidos y el comité de estudiantes de la Escuela Rural de Ayotzinapa.
Durante el encuentro, Murillo ha trasladado el "apoyo" de las autoridades a los familiares de los estudiantes y ha asegurado que se "aplicará la justicia" en este caso, además de hacer hincapié en el esfuerzo para dar con el paradero de los jóvenes que continúan desaparecidos.
El viernes 26 de septiembre por la noche y hasta la madrugada del sábado, policías municipales, apoyados por pistoleros, dispararon contra los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa. Seis estudiantes murieron y otros 17 resultaron heridos.